En memoria de Bernard Roome

25/01/2017

Bernard Roome, miembro de "Socialist Party" (CIT en Inglaterra y Gales) y activista sindical, ha fallecido después de sufrir una larga enfermedad.

Bernad fue durante décadas un miembro prominente de "Militant" y "Socialist Party" en Swansea, Gales, donde fue durante muchos años secretario de las secciones locales del Sindicato de Trabajadores de la Comunicación (CWU en sus siglas en inglés) y de la Federación Sindical de Swansea. Fue un formidable negociador sindical, un defensor acérrimo de los trabajadores y un socialista de principios.


Decir que Bernard "no aguantaba tonterías" sería un eufemismo extremo. La patronal era la que más frecuentemente sufría su lengua afilada porque luchaba con pasión por las condiciones de trabajo de los miembros del sindicato. Pero los burócratas a la derecha del sindicato que colaboraban con ellos también sufrían la furia de Bernard. Discutir con Bernard no era un hecho poco habitual. Nunca dudada en discutir con los compañeros que, en su opinión, hacían comentarios que eran involuntariamente hirientes o políticamente equivocados, pero estos enfrentamientos eran normalmente breves, aunque intensos, y se habían olvidado al día siguiente. 

Esta máscara de aparente irritabilidad escondía el interior de un compañero extremadamente cariñoso y compasivo. Muchos de nosotros a menudo hemos visto este lado a veces oculto del carácter de Bernard. 

De viaje con Bernard

Habrá muchos compañeros con diferentes recuerdos de Bernard. Personalmente, recuerdo los 30 años que pasamos juntos como delegados en los congresos anuales de la Federación Sindical de Gales, normalmente viajando cinco horas desde el norte de Gales en su coche, planeando nuestras intervenciones en unos congresos aplastantemente dominados por el ala derecha.

Con un ojo en la carretera y otro en el orden de día, las habilidades al volante de Bernard sobre las carreteras montañosas del norte de Gales, que venían de sus tiempos en el ejército, eran un peligroso recordatorio de que debíamos haber cogido el tren. 

Nuestras discusiones durante estos viajes normalmente eran la única preparación que Bernard necesitaba antes de dar sus poderosos y apasionados discursos en el congreso, que venían, o bien directamente de su cabeza, o bien del reverso de un paquete de tabaco (¡le vi escribiéndolos allí! ). La visión de Bernard apresurándose por el pasillo hacia el estrado para llamar la atención sobre una cuestión estatutaria aterrorizaba al presidente más autoritario de la Confederación Sindical de Gales.

Seguro que sus compañeros en muchas de las conferencias del CWU y sus predecesores también recordarán la experiencia estimulante de estas intervenciones de Bernard.


Orgulloso socialista



Bernard fue un miembro leal, orgulloso e inquebrantable del "Socialist Party" y siempre era el primero en intentar vender el "Socialist" (periódico del "Socialist Party") a la salida de los congresos del CWU y de la Federación Sindical de Gales, al igual que en defender y luchar por políticas socialistas en los propios congresos.



Sin duda, el hogar político y sindical de Bernard fue Swansea, donde se le echará de menos enormemente y con cariño como uno de los mejores activistas de nuestro movimiento, pero Bernard también dejó su marca única en el Consejo General de la Federación Sindical de Gales y en el Comité Nacional del CWU. 



Como muchos de nuestros más prominentes activistas de "Militant", Bernard fue expulsado del Partido Laborista de Gower (Gales) durante el periodo de la caza de brujas de Neil Kinnock, lo que él consideraba una "medalla al honor" por defender los principios socialistas contra los mediocres políticos que le expulsaron.



Como es de esperar, también jugó un papel clave en la tremenda victoria contra la "poll tax" (impuesto de capitación que intentó imponer Thatcher) y como presidente de la Federación Galesa de Sindicatos contra la Poll Tax fue un represente público prominente en este movimiento. 



Después de jubilarse, Bernard se mudó a Surrey para unirse a su camarada en el CWU y compañera, Grace, antes de mudarse definitivamente a España, donde se esperaba que el clima fuera más favorable para la salud de Bernard. 



En la zona de Valencia, Bernard ayudó a distribuir hojas en manifestaciones y participó tanto como le fue posible en el trabajo de Socialismo Revolucionario, organización hermana del Socialist Party, a pesar de su limitado, aunque en desarrollo, conocimiento del lenguaje, y del deterioro de su salud.



Trágicamente, el tiempo de Bernard y Grace en su nueva casa ha terminado demasiado pronto. Nuestras más sentidas condolencias a Grace, el resto de la familia de Bernard y a sus muchos camaradas y amigos.



El "Socialist Party" y el movimiento sindical lamentan su fallecimiento pero también celebraremos su vida continuando la agitación y la organización de un futuro socialista por el que él luchó tanto.



Alec Thraves, Socialist Party





Recuerdo muy bien como Bernard se me acercó en una reunión en Londres para contarme con entusiasmo que iba a mudarse a España. Me comentó inmediatamente que estaría jubilado pero quería ayudar en la construcción del CIT. Después de su llegada a Valencia, y porque no me había puesto aún en contacto con él, estuvo "acosándome", con camaradería, y a partir de ahí nos hicimos amigos.



Siempre daba información o tenía preguntas sobre las cuestiones políticas del momento y siempre mostró interés en involucrarse en la construcción del CIT en el estado español. Informaba con entusiasmo de las discusiones políticas que tenía, actos a los que asistía, cualquier novedad y de sus ventas de "La Brecha". 



Siempre hizo donaciones generosas a Socialismo Revolucionario que fueron muy importantes para el CIT en el estado español. Siempre estuvo orgulloso de decir que era de Gales y de que allí tenían las mejores tradiciones en cuanto a cómo conseguir fondos para organizaciones revolucionarias, y a menudo citaba con cariño a un cierto Alec Thraves sobre cómo se debía realizar esto. 



Más recientemente se mostró tremendamente entusiasmado por el proceso de diálogo y colaboración con Izquierda Revolucionaria, y quería obtener sobre esto tanta información como fuera posible. Hace solamente unas semanas, cuando claramente su salud estaba muy deteriorada, aún estaba interesado en charlar por Facebook e intervenir en una de nuestras conferencias telefónicas para obtener un informe completo. 



Es triste perderle pero en su honor seguiremos construyendo el CIT del que Bernard se sentía tan orgulloso de formar parte.



Rob MacDonald, Socialismo Revolucionario Badalona