1 de Mayo 2015: Votar no es suficiente…. ¡Volvamos a la movilización!

Juan Pedro Flores
30/04/2015, panfleto de Socialismo Revolucionario para el 1º de mayo

Lucha obrera internacional contra el capital

Este año las manifestaciones del 1 de Mayo tienen un significado especial. Más allá de la reivindicación importantísima del Día Internacional del Trabajador, una de las tradiciones más elementales del internacionalismo obrero, se trata de una movilización en sí muy relevante. Tenemos que- más que nunca – vincular la reivindicación de esta tradición con las necesidades de la lucha viva de hoy en día. 


La llegada de la crisis provocó un auge de resistencia y movilización por parte del pueblo trabajador, con 3 huelgas generales, el 15M y muchísimas mega-manifestaciones. Sin embargo, en el último periodo hemos visto una bajada en el ritmo y la intensidad de las luchas. Muchas de ellas, las más importantes y combativas, sobre todo las huelguísticas – como Panrico, Coca Cola o las diferentes mareas - han sido más particulares, sectoriales o locales, con una ausencia de movilizaciones generalizadas.

Eso se debe al papel nefasto de las direcciones de los sindicatos mayoritarios – muchas veces contra la presión de la mayoría de sus bases –  que se han negado a organizar una lucha seria, e insisten en una política basada en el pacto social. Otro elemento que también influye en este reflujo de movilizaciones masivas es el hecho de que nos encontramos inmersos dentro de un ciclo electoral en el cual  sin duda el bipartidismo burgués sufrirá muchas derrotas, por lo que el enfoque parece girar de las calles hacia las urnas.

A pesar de que esto es comprensible, tenemos que combatirlo e incidir en la necesidad de avanzar en la organización y movilización de los trabajadores, jóvenes, parados y pensionistas, como eje de cualquier estrategia viable para frenar la miseria de la austeridad y lograr un cambio político verdadero.

Socialismo Revolucionario lucha por una victoria contundente de las candidaturas electorales que se oponen a la austeridad, en todas las elecciones y luchamos por gobiernos 100% anti-austeridad que se atrevan a llevar a cabo políticas rupturistas, de rechazo incondicional de la deuda y nacionalización de los bancos y pilares de la economía bajo control y gestión democrática.

Para un proyecto verdaderamente rupturista no es suficiente con ganar unas elecciones, sino que además tiene que estar basado en el apoyo masivo y activo de un pueblo organizado y movilizado conscientemente contra sus opresores. Solo de esta manera podremos hacer frente a la camisa de fuerza del régimen de 78, el capitalismo y la Troika.

SR defiende:

  • Un plan sostenido de movilizaciones hasta derrocar al gobierno estatal, incluyendo la convocatoria de una huelga general de 24 horas como primer paso, seguida por huelgas generales de mayor duración
  • Un frente único desde la base de todos los sindicatos para luchar por dicho plan de movilizaciones. ¡Echemos a la casta dentro de nuestros sindicatos! ¡Por un sindicalismo democrático y combativo!
  • Un frente único de la izquierda y los movimientos sociales y sindicales con un programa de ruptura ¡Por una alternativa socialista revolucionaria!
  • ¡Por la lucha unida de la clase obrera por encima de las fronteras! ¡Hacia una huelga general europea!