Paul Murphy y otros activistas contra las tasas de agua arrestados

Paul Murphy (centro) y otros activistas contra las tasas del agua
10/02/2015, Viki Lara, SR Gran Canaria

Ayer al amanecer Paul Murphy, parlamentario irlandés por la AAA (Alianza Anti-Austeridad), los concejales Mick Murphy y Kieran Mahon y otro activista contra las tasas del agua fueron arrestados en sus casas, por cargos relacionados con una protesta que tuvo lugar en el mes de noviembre contra una visita al barrio de Jobstown (Dublín) de la vicepresidenta Joan Burton.

La protesta incluyó una sentada pacífica y espontánea de los vecinos, que demandaban una explicación de Joan Burton sobre las tasas del agua, y que evitó que su coche pudiera moverse durante 2 horas. Finalmente, numerosos policías intervinieron para acabar con la sentada sacando a los manifestantes a la fuerza de la carretera.

A los cuatro arrestos de la pasada madrugada, se unen otros 4 de esta misma mañana, incluyendo un chico de 16 años en cuya casa se presentaron nada menos que 10 policías.

Todas las detenciones, y las que se puedan producir en los próximos días hasta llegar a los 40, según los medios de comunicación, han sido descritos como claramente políticos, ya que tienen el objetivo de criminalizar y reprimir policialmente las importantes protestas y acciones contra las tasas del agua que se quieren imponer en Irlanda. Estas acciones incluyen bloqueos de calles para impedir la instalación de contadores y sobre todo una importante campaña de no pago de las tasas.

Estas tasas, además de suponer una doble tasa al agua para los irlandeses, que ya la pagan a través de sus impuestos, muy probablemente servirán para privatizar este servicio público y ponerlo al servicio de los beneficios empresariales. Las tasas forman parte de la política de recortes del gobierno y de nuevos impuestos, como el también nuevo impuesto sobre la propiedad, con el que los trabajadores irlandeses se están viendo forzados a pagar una deuda estatal y rescate injustos e ilegítimos, basados en la socialización de las pérdidas de especuladores financieros e inmobiliarios.

La Alianza Anti-Austeridad, impulsada por el Socialist Party (CIT en Irlanda), pero en la que participan otros grupos e individuos, se creó para dar una voz política a las campañas contra la austeridad. Sus 14 concejales y 2 representantes en el parlamento, son un altavoz dentro de las instituciones de las luchas que también desarrollan en las calles.

Socialist Party pide a los socialistas y sindicalistas internacionalmente a enviar protestas a la policía irlandesa para condenar estas detenciones. Éstas se pueden enviar por email a pressoffice@garda.con copias a  webmaster@taoiseach.gov.ie y info@socialistparty.ie