GRECIA: MOVILIZACIONES CONTRA LA MEGAMINERIA

Fotos: Ged Travers
29/11/20104, Publicado originalmente en la Hoja Informativa de Madrid nº 24

La península de Calcídica, en la parte más oriental de Grecia, lugar de nacimiento de Aristóteles y donde se encuentra el Monte Athos se encuentra amenazada por la megaminería canadiense. En Skouries la empresa minera canadiense Eldorado Gold planea desarrollar una gran mina de oro y cobre a cielo abierto. Skouries es uno de los tres proyectos en la península que forman el complejo minero de Cassandra, junto a las zona de exploración de Olympias y Stratoni, una mina de plata, plomo y zinc que ya se encuentra en producción.


El gobierno griego ha destinado 317.000 hectáreas de tierras para que la multinacional canadiense transforme un paraíso ecológico ,un bosque ancestra,l y excave en busca de oro, plata, cobre y otros metales,  y use ese terreno para colocar sus estanques de residuos tóxicos, dañando de forma irreversible el ecosistema de la zona, especialmente el agua.

Eldorado Gold espera extraer unos 380 millones de toneladas de mineral durante la vida útil de la mina, más de 10 veces más de lo que ha sido extraído en la región en los últimos dos milenios. La compañía estima que tendrá que despejar la zona arrasando 180 hectáreas de antiguos bosques y tierras de cultivo con el fin de poner la mina a plena producción, un proceso que ya está en marcha.

La mayoría de la gente en la Península de Calcídica depende del medio ambiente para su subsistencia, ya sea a través de la pesca, el trabajo agrícola, la apicultura o la silvicultura sostenible. Calcídica también es el tercer destino turístico más popular en Grecia. En 2013, el turismo se asentó como el único motor de crecimiento de la economía griega, pero los habitantes de la zona se preguntan cuanta gente querría visitar la región si el bosque es arrasado y las aguas acaban contaminadas.

Un gobierno endeudado...

En 2011, el Gobierno de Grecia, con problemas de liquidez, introdujo un programa para facilitar por la vía rápida la aprobación de proyectos económicos a gran escala, incluyendo la minería para la extracción de oro. En mitad de la mayor reestructuración de la historia de la deuda pública, el gobierno griego abrió las puertas a la inversión privada y vendió las minas de Cassandra a una empresa financiada en parte por Leonidas Bobolas. Bobolas es el director de Ellaktor, el mayor grupo constructor de Grecia, que anteriormente había desarrollado de forma conjunta varios proyectos mineros con la canadiense European Goldfields, finalmente comprada en 2012 por la también canadiense Eldorado Gold, que controla actualmente el 95% de las minas de Cassandra.

Algunos han cuestionado la lógica de un acuerdo que llevó al gobierno griego a vender por 11 millones de euros (15 millones de dólares) unos activos totales de mineral valorados en 15.500 millones de euros (21.000 millones de dólares). La Comisión Europea (CE) en Bruselas investiga una denuncia sobre la venta de las minas de Cassandra, habiéndose confirmado en 2011 que "la venta se llevó a cabo sin una licitación pública o una valoración de los activos de las minas por un tasador independiente". El contrato de venta también preveía la exención de impuestos sobre las transacciones.

La venta fue, por lo tanto, una violación de las relaciones de la UE y la Comisión dictaminó que un total de 15,3 millones de euros (20,7 millones de dólares) en ayudas habían sido concedidos ilegalmente a la empresa minera. Al Estado griego se le ordenó la recuperación de este importe, más los intereses, ascendiendo a una cifra total de 21,7 millones de euros (29,5 millones de dólares) en total. En mayo de 2012, la Comisión Europea se vio obligada a emprender acciones legales contra el gobierno griego por no cumplir con los términos de la sentencia. La resolución del caso aún está pendiente.



Y una población movilizada

Fotos: Ged Travers
A pesar de las promesas de gobierno y multinacional de que se generarán 5.000 puestos de trabajo directos e indirectos a través de los tres proyectos actualmente en curso en el norte de Grecia, con una duración en algunos casos de hasta veintisiete años, lo cierto es que los muchos residentes en Calcídica consideran que los argumentos económicos para este tipo de enfoque de minería a gran escala se centran demasiado en los beneficios a largo plazo, mientras que no se valoran de manera equilibrada otros argumentos, los que hablan de daños más amplios contra el medio ambiente, interfiriendo de manera potencial en otras alternativas de empleo.

Tanto la empresa como los medios de comunicación crean sistemáticamente un falso dilema y alimentan de manera constante el debate entre el empleo ofrecido por Eldorado o el no tener dinero para comprar comida.

A pesar de esta campaña alimentada por la multinacional desde comienzos de 2013 no han cesado de sucederse las movilizaciones en las que han tenido una importante participación nuestros/as compañeros/as de Xekhinima (CWI-CIT en Grecia) de Thesalonika.

Fotos: Ged Travers


A la lucha heroica de los habitantes de la zona el gobierno griego ha respondido criminalizando al movimiento social contra la megaminería tóxica. La policía griega tiene en permanente ocupación la zona e incluso en varias ocasiones ha enviado a brigadas antiterroristas. El gobierno griego ha puesto a disposición de la multinacional a la policía, a costa del presupuesto público, para proteger una inversión que no dejará dinero.


Fuentes: ALERTAMINERIA, ANTIGOLD, INFO-GRECIA y XEKHINIMA