22M, MARCHAS DE LA DIGNIDAD

Inicio de la Columna Andalucía en Córdoba, tomado de la página FB de Marchas por la Dignidad 22M
¿Qué hacer tras el 22M?

Vayamos a más para derrotar al gobierno y la dictadura de los mercados

Unifiquemos las luchas en una huelga general política

19/03/2014, Socialismo Revolucionario

El 22 de marzo tendrá lugar una importante movilización, capaz de ser un punto de inflexión en la situación política del estado español. Ahora es urgente abordar un debate en las filas del movimiento sobre qué continuación dar a esta jornada. En este sentido, publicamos abajo el texto de una declaración conjunta de Socialismo Revolucionario con el colectivo Revolución Permanente (que agrupa a militantes de IU y CCOO en Madrid) para difundir durante el 22 de marzo.  


Una multitud de personas, trabajadores, jóvenes, parados y pensionistas, hemos venido hasta aquí para dar un giro a la actual situación. Nos hemos movilizado a lo largo de varios meses por todo el país, discutiendo y elaborando en asambleas una serie de demandas que responden a las necesidades primordiales del momento: no al pago de la deuda, trabajo o renta básica y servicios públicos para todos, entre otras. Ninguna de estas reivindicaciones de las calles de Madrid hoy es posible sin plantear el derrocamiento del gobierno de ladrones.


Numerosos miembros de IU, organización en la que militamos políticamente, y gentes afiliadas a los sindicatos de clase, como los que actuamos en el sector crítico de CCOO, hemos trabajado en nuestros barrios, localidades y lugares de trabajo, por el éxito de esta convocatoria. Lamentablemente todo esto lo hemos tenido que hacer al margen de los aparatos de los sindicatos de clase mayoritarios, debido a la política de pasividad y pactismo social que sigue dominando en sus cúpulas. Concretamente, hoy se trata de la primera jornada masiva de lucha estatal construida desde abajo y desde la izquierda más combativa, y es una muestra de la capacidad que tiene nuestra clase para superar los obstáculos a los que se enfrenta. La cuestión que nos debemos plantear es cómo seguir adelante a partir de hoy.

Por una escalada de la movilización: unifiquemos las luchas en una huelga general política

A lo largo de los últimos meses, las muestras de militancia, determinación y ganas de luchar de nuestra clase han sido muchas: el poder popular en Gamonal, los barrenderos de Madrid, la huelga más larga desde la transición en Panrico, la comunidad educativa en Baleares,... Estas muestras - y la movilización de hoy - nos dicen mucho del ambiente real en nuestras filas. El problema principal es que por el papel de los dirigentes sindicales, esta militancia en la lucha no ha conseguido una expresión generalizada a nivel estatal.

Hace más de un año desde la última huelga general, lo que en el contexto de la ofensiva continua de la patronal y del gobierno es un hecho escandaloso. Es imprescindible volver a colocar de forma inmediata una nueva huelga general sobre la mesa. La movilización de hoy se tiene que convertir en un clamor por dicha convocatoria.

Pero además, se ha de ir más allá que en las anteriores huelgas generales: simbólicas, aisladas en el tiempo y seguidas por un largo periodo de desmovilización. La huelga general que hace falta ha de tener un carácter político, es decir, basarse en reivindicaciones políticas, en la línea de las del 22M.

Y es más, una única huelga general de 24 horas no va a bastar para cambiar la situación. Una huelga general de 24 horas ha de ser punto de partida en un plan sostenido de lucha, que incluya huelgas generales más largas si es necesario, hasta tirar abajo este gobierno y abrir paso a una lucha por una alternativa política de los trabajadores. Además de presionar a los dirigentes sindicales para que cumplan con su responsabilidad, nos tenemos que organizar desde abajo en asambleas democráticas y comités de acción para coordinar nuestra lucha.

Un gobierno de los trabajadores y la alternativa socialista

Las políticas anti-obreras que nos arrastran continuamente hacia el abismo no son el resultado de un mal político o un mal empresario sino de todo un sistema. El capitalismo solo puede salir de sus crisis exprimiendo a la clase trabajadora. Así que en el contexto actual, ningún gobierno que defienda este sistema puede satisfacer de manera duradera las reivindicaciones de nuestro movimiento, que van contra la propia naturaleza del sistema, la Troika y sus mercados.

Todos los partidos que se dedican a mantener el sistema anteponen esos lazos a la posibilidad de cambios reales en beneficio de la clase trabajadora, aunque digan representarla. Las organizaciones obreras y de izquierdas (principalmente IU a nivel estatal) no podemos depender de ninguna otra fuerza salvo la nuestra propia, la de la clase trabajadora.

En vez de la perspectiva de una coalición con el PSOE que parecen defender muchos dirigentes del movimiento obrero, nosotros sostenemos que sólo mediante un frente único de la izquierda, el movimiento obrero y los movimientos sociales, con la perspectiva de un gobierno de los trabajadores, se puede abrir paso al cambio profundo que hace falta para empezar a recuperar nuestras vidas.

Esto sólo es posible a través de la puesta en práctica de políticas socialistas que rompan con el poder económico del capital. Para ello hay que acabar con el status quo surgido de la transición, nacionalizando la banca y los sectores estratégicos de la economía bajo control democrático de la clase trabajadora, echando a la monarquía y respetando el derecho a la autodeterminación de los pueblos nacionales que componen el estado. Concretamente, sólo un gobierno de los trabajadores con políticas socialistas puede satisfacer las reivindicaciones del movimiento

Nuestra movilización forma parte, no lo olvidemos, de la lucha que hoy libra nuestra clase a nivel internacional, y se enmarca en el enfrentamiento con la Unión Europea capitalista. Su horizonte es la federación de estados socialistas de Europa, en la lucha por el socialismo mundial.


Nosotros, Nosotras, defendemos:

  • La convocatoria de una HUELGA GENERAL POLÍTICA para derribar el gobierno, punto de partida en un plan sostenido de lucha.
  • Un FRENTE ÚNICO de la izquierda, el movimiento obrero y los movimientos sociales para tirar abajo el gobierno y luchar por una alternativa obrera
  • La ruptura del régimen del 78. ¡Por un GOBIERNO DE LOS TRABAJADORES con políticas socialistas!


Firmado por los colectivos: 

Socialismo Revolucionario (CIT en el estado español)
Revolución Permanente