¿QUÉ PUEDE HACER UNA CONCEJALA SOCIALISTA EN EL AYUNTAMIENTO DE SEATTLE?

28/02/2014, Viki Lara, SR Gran Canaria. Publicado originalmente en el número de Febrero de "La Brecha", periódico de Socialismo Revolucionario.

Las elecciones locales del pasado 6 de noviembre en EEUU causaron un terromoto político en este país, y fueron un golpe contra los dos partidos capitalistas de los EEUU, Demócratas y Republicanos, al ser elegida concejala, para la ciudad de Seattle, Kshama Sawant, de Alternativa Socialista (CIT en EEUU). Además, otro candidato de Alternativa Socialista, Ty Moore, consiguió también muy buenos resultados en Minneapolis.

La victoria de Sawant, como ella misma declaró en su discurso de toma de posesión, ha recibido "mensajes de apoyo de Europa, América Latina, África y Asia. Las personas que luchan por el cambio nos han dicho que han sido inspirados por nuestra victoria." ¿Pero qué puede conseguir una concejala socialista en el ayuntamiento y cuál es el sentido de participar en las instituciones burguesas y sus campañas políticas?

Las campañas de estos candidatos consiguieron tener un gran eco dentro de la clase trabajadora de estas ciudades, el apoyo de muchos sindicatos en sus áreas e incluso la atención de los medios de comunicación a nivel local y nacional. Pero las campañas también tuvieron la capacidad de popularizar las ideas socialistas, y diferentes luchas en las que Sawant y Moore estaban participando, como la lucha por un salario mínimo de 15 dólares la hora, y el movimiento "Occupy Homes" contra los desahucios en Minneapolis.

El hecho de que Sawant fuera elegida concejala, además de las huelgas, manifestaciones y protestas que se han realizado en todo el país, y de manera muy importante en la zona de Seatte, ya han conseguido una primera victoria, aunque parcial. A principios de enero el alcalde de Seattle tomó la medida de establecer como salario mínimo para los trabajadores públicos municipales el de 15 dólares la hora. Pero, como indicó un comunicado de Sawant el 5 de enero, la lucha debe continuar para conseguir que los trabajadores en los servicios públicos actualmente privatizados también tengan este mínimo garantizado, y por supuesto, para conseguir que este salario mínimo se establezca a nivel de toda la ciudad, primero, y de todo el país.

Con este objetivo, también en el mes de enero se lanzó la campaña "15 dólares la hora ya". De ella forma parte tanto Alternativa Socialista como otros activistas, trabajadores y sindicatos. Esta campaña, como declaró Sawant poco después de su elección, es necesaria porque las grandes empresas van a movilizar todos sus recursos contra esta demanda, para continuar maximizando sus beneficios. Para Sawant está claro que solamente una campaña decidida, extensa y desde las bases podrá conseguir el triunfo, y que el nivel electoral e insitucional serán insuficientes, aunque puede servir como altavoz y representación de estas luchas.

La demanda de un salario mínimo de 15 dólares por hora está relacionada con el hecho de que Seattle es una ciudad muy rica, pero también terriblemente desigual y en la que cada vez más personas encuentran más difícil llegar a fin de mes, especialmente debido a los bajos salarios y altos costes de alquiler. Por eso otras puntos que incluye el programa de Sawant son el garantizar el acceso a la vivienda, el control de los precios de alquiler, y altos impuestos a los millonarios para mejorar servicios públicos como la educación y el transporte.

Todos estos elementos de la campaña, así como otros presentados en Minneapolis durante la campaña de Ty Moore (como el de que la policía municipal no sea utilizada para realizar desahucios), suponen para muchos trabajadores una respuesta a las necesidades que tienen en su vida diaria, en lugar de las medidas timoratas o directamente contra sus intereses que presentan los Partidos Demócrata y Republicano, cuyos muchos representantes además proceden de las grandes empresas. Sawant, al igual que todos los concejales, parlamentarios, etc. del CIT internacionalmente , viven con el sueldo medio de los trabajadores que representan, y el resto de su salario es donado para apoyar las movilizaciones en las calles.

Alternativa Socialista, a través de sus campañas electorales locales, ha puesto sobre la mesa la necesidad de la presentación de otras candidaturas que procedan de los movimientos sociales y de las luchas de los trabajadores, además de la creación de un nuevo partido de los trabajadores, además de la creación de un nuevo partido de los trabajadores en EEUU que verdaderamente luche por lo intereses de estos y por un cambio en la sociedad que garantice las necesidades de todos y no los intereses de unos pocos.