LUCHAS CONTRA LOS TARIFAZOS EN EL TRANSPORTE PÚBLICO

04/01/2013, Socialismo Revolucionario. Publicado originalmente en la Hoja nº2 de Socialismo Revolucionario para Madrid.

Desde el comienzo de la crisis la lucha por un transporte público más social ha estado en el centro de las movilizaciones.

Lo vimos en Grecia donde lo que empezó en 2011 como una iniciativa popular y desorganizada se está convirtiendo en un movimiento de desobediencia civil en toda regla. 

El movimiento 'Den Pliróno' (Yo no pago) agrupa a ciudadanos de todo tipo con un objetivo común: "No pagamos la crisis de otros". Los activistas de este movimiento viajan sin billete, taponan las máquinas expendedoras o levantan las barreras de los peajes. Y su ejemplo se está extendiendo. Según las encuestas un 56% de los griegos aprueba esta forma de protesta en un país donde el precio del transporte público se ha incrementado un 40%. De hecho el número de pasajeros que opta por viajar gratis ha aumentado hasta rozar el 40% .


Un mayor eco han tenido las movilizaciones del pasado mes de junio en Brasil donde más de un millón de personas en más de 100 ciudades salieron a las calles a denunciar la subida del transporte público que provoca que en el país haya 37 millones de personas excluidas del transporte público por causa de las altas tarifas. A los pocos días los alcaldes de varias ciudades anunciaban la reducción de las tarifas y la cancelación de los aumentos.

El movimiento se extiende a Madrid :”No cobro,no pago”. El pasado 1 de diciembre se cumplian 58 años del día en el que Rosa Parks se negó a ceder su asiento a un hombre blanco, lo que desencadenó un movimiento de protesta que acabó con la segregación racial en los autobuses de EEUU. Emulando a Parks, personas desempleadas coreando “no cobro, no pago”. ,se han negado a pagar el billete en los autobuses de la EMT, mientras repartían octavillas en las que explicaban los motivos de la acción.

La acción fue organizada por la plataforma Madrid en Transporte Público (que agrupa a más de 20 organizaciones políticas, sindicales y sociales) y tenía como finalidad pedir tarifas especiales en el transporte público para personas desempleadas.

Para la plataforma,que defiende un transporte público más social,deberían reducirse las tarifas actuales así como crearse un abono social para personas desempleadas y con bajos recursos económicos porque en el contexto actual de paro y precariedad laboral, unido al progresivo encarecimiento del transporte de los últimos años, moverse por la ciudad no está al alcance de todos los ciudadanos, como se espera de un servicio público.