EUROPA: SE PREPARAN EVENTOS CRUCIALES EN MEDIO DE UNA CRISIS CONTINUA Y UNA GRAN RADICALIZACIÓN

Informe del debate sobre Europa en la última reunión del Comité Ejectivo Internacional del CIT

23/12/2013, Jonas Brännberg, Rattvisepartiet Socialisterna (CIT en Suecia)

Durante el último año la clase dirigente europea ha realizado una ofensiva ideológica con el argumento de que "lo peor ha pasado y estamos viendo el comienzo de la recuperación". Pero para las masas, la crisis social continúa, ya que siguen sufriendo desempleo masivo, pobreza e incluso hambre. Mientras que durante el último año no hemos visto los grandes movimientos generalizados del año anterior (a pesar de que se están dando grandes movimientos en España, Portugal, Grecia y partes del este de Europa) la rabia se está acumulando y ha habido grandes cambios en la conciencia de cientos de millones de personas afectadas por la crisis.

Incluso donde ha habido un pequeño crecimiento económico, no ha supuesto en absoluto un aumento de empleo, como por ejemplo en Alemania. Mientras que el capitalismo alemán sigue presumiendo de la fuerza de su modelo, sigue siendo un modelo basado en salarios bajos y en el debilitamiento de los derechos de los trabajadores, como se puede ver en los millones de empleos llamados "minijobs". Durante el debate se informó de que incluso en la industria automovilística, se pueden pagar salarios tan bajos como de 3 euros por hora para algunas categorías de trabajadores. Un ejemplo que ilustra la erosión de los derechos y condiciones de trabajo es que en 2012 se marcó un récord en el número de trabadores activos en el mercado de trabajo alemán, pero el total de horas trabajadas ha estado cayendo en los últimos 20 años. De todos los trabajadores, aquellos que no se encuentran en trabajos de jornada completa suman el 22%.

En la Eurozona la cifra oficial de desempleo está en el 12,5%. La recesión continúa en Francia e Italia y la crisis de la eurozona podría volver a entrar en erupción rápidamente. Estamos en una era de austeridad interminable, dijo Tony Saunuois del Secretariado Internacional del CIT, que introdujo estos puntos en su introducción a la sesión.

Fracia fue descrita como un barril de pólvora lista para explotar. Hay una crisis profunda de los partidos establecidos en toda Europa, donde los partidos profundamente incrustados que han dominado las elecciones durante décadas ven su base social erosionada rápidamente. En Francia esto se simboliza con el apoyo más bajo para cualquier gobierno del que está "disfrutando" Hollande, con solamente un 20% según las encuentas.

Un millón de niños viven bajo el umbral de la pobreza en Francia. Aún así el gobierno planea imponer recortes por valor de 15.000 millones de euros, que es más de lo que nunca se atravió a recortar Sarkozy. Se está acumulando una gran rabia desde abajo que se aprecia parcialmente en el movimiento de los "gorros rojos" en Bretaña contra nuevos impuestos del gobierno, que han visto choques violentos con la policía, dijo una compañera de Izquierda Revolucionaria, la sección francesa del CIT.

La reunión concluyó que el ritmo de la crisis (política, económica y en cuanto a la lucha de clases) ha sido diferente en el norte y en el sur de Europa.

Ha habido 31 huelgas generales en Grecia, varias de las cuales han sido de 48 horas. Portugal ha visto 4 huelgas generales, y en España varias huelgas generales de más de 10 millones de trabajadores han mostrado su deseo de lucha. Pero, en cada etapa, los gobiernos de estos países han sido capaces de aguantar, ya que los líderes sindicales han rehusado llevar la lucha al siguiente nivel.

La clase trabajadora se ha movido pero no ha sido aún capaz de superar completamente las barreras de los líderes sindicales y la falta de una alternativa política de masas. Esto ha llevado a la frustración y a un cierto punto muerto en la lucha a nivel general, dijo Tony Saunois.

Cuestión nacional

Los compañeros de España y Grecia informaron de cómo la lucha este año ha tomado un carácter más local, regional y sectorial. A pesar de las dos huelgas generales del año pasado y de que no hubiera ninguna este año, el número de días de huelga este año ha sido un 37% más alto. Otra tendencia muy importante en España va hacia más huelgas indefinidas. Hemos visto la ocupación de centros de trabajo en Valencia (N de T: se refiere a la de Canal Nou), la huelga indefinida de limpiadores en Madrid y el movimiento de ocupaciones de edificios para familias que no tienen donde vivir, comentó Victoria Lara de Socialismo Revolucionario (CIT en España).

España y Escocia son países que han visto de nuevo la cuestión nacional en cabeza de sus agendas políticas, con el referéndum de Escocia del año que viene como un punto de referencia para las aspiraciones nacionalistas de muchos otros países.

No es coincidencia que el gobierno español haya intervenido en el debate sobre Escocia. El resultado de este referéndum es una cuestión central para la burguesía y puede afectar a la cuestión nacional en el conjunto de Europa, incluyendo en Bélgica.

Mientras que el resto de la izquierda escocesa ha sufrido un colapso ideológico en los últimos meses y se han covertido en meros "cheer leaders" de la campaña independentista capitalista, nosotros hemos continuado explicando que no hay una solución capitalista a los problemas a los que se enfrenta la clase trabajadora, ni siquiera la independencia de Escocia. Damos nuestro apoyo crítico al Sí a la independencia pero señalamos que el programa del Partido Nacionalista Escocés significa mantener el 90% de los recortes realizados por el gobierno británico desde 2010, congelamiento del sueldo mínimo, un recorte de los impuestos de sociedades, etc, como explicó Phillip Stott del Socialist Party Scotland (CIT en Escocia).

Grecia

En Grecia hay un gran movimiento contra el establecimiento de nuevas minas de oro en el norte del país. El movimiento se ha enfrentado a una represión extrema de la policía. La criminalización de protestas en proceso fue un tema recurrente en todos los informes sobre Europa y muchas contribuciones enfatizaron la importancia de tomar la demanda democrática a favor del derecho de protesta.

El compañero Nikos Kanellis de Xekinima (CIT en Grecia) también informó sobre la gran crisis humanitaria, causada por una austeridad pronfuda, ha creado un impresionante movimiento de solidaridad. Un 'equipo de rescate' en Volos corta leña y la distribuye a aquellos que no pueden pagar la calefacción. El 'Centro Social Médico' ha tratado a más de 15.000 pacientes solamente en Volos; el 'movimiento patata' vende comida barata; mientras que los 'supermercados sociales' dan comida a aquellos que no pueden comprarla. Estamos activos en estos movimientos, también intentamos activar a la gente en la acción política.

La crisis social en Europa ha alcanzado dimensiones gigantescas y continua empeorando. 120 millones de personas viven en la pobreza o en riesgo de caer en ella. 43 millones no tienen lo suficiente para comer todos los días. Desde 2008, 20 millones de personas de la clase media han caído en la pobreza. Los pequeños negocios han quebrado en una escala nunca vista antes, con 120.000 cerrando solamente en Italia, dijo Per Olsson de Rattvisepartiet Socialisterna (CIT en Suecia).

Incluso con las cifras más optimistas de crecimiento en Grecia, que de todas formas no se producirán, se tardarían 20 años en bajar la cifra de desempleo en Grecia por debajo del 10%. Mientras tanto, la austeridad continúa. Los hospitales son como zonas de guerra. Y ahora el gobierno y la troika quieren recortar en otro 50% el número de camas, dijo Nikos Anastasiades de Xekinima.

Al mismo tiempo ha habido una explosión de trabajo precario en toda Europa. Uno de cuatro trabajadadores alemanes es ahora parte del mayor sector de trabajadorescon bajos salarios y el 22% de todos los trabajadores tienen contratos temporales. En Gran Bretaña, 5 millones de trabajadores tienen "contratos de cero horas".

Mientras que la lucha en Europa occidental ha sido frenada por una cierta esperanza de que "lo peor haya pasado", lo contrario ha ocurrido en el este. Una de las características de este periodo han sido los movimientos en el este de Europa. Después de la restauración capitalista, la gente cada vez toma más conciencia de que la idea de que el capitalismo haría que el este llegara a los mismos niveles de vida que el oeste se ha mostrado como completamente falsa. Como resultado de esto y de los ataques que se están produciendo, hemos visto movimientos de masas en Rumanía, Bulgaria, Eslovania, y ahora también en Ucrania, explicó Tony Saunois.

Los movimientos en Europa del Este también son un ejemplo de tendencias contradictorias y a veces de una conciencia confusa. La falta de sindicatos combativos y de fuerzas masivas de izquierda que puedan organizar la rabia de las masas significa que los grupos de extrema derecha y fascistas pueden ganar apoyo. En Hungría los fascistas organizaron bloqueos a bancos extranjeros en protesta por los 900.000 préstamos en moneda extranjera de los hogares que hora son muy difíciles de pagar debido a la inflación, dijo Till Ruster de SLP (CIT en Austria).

Los peligros de la extrema derecha

Si no se canalizan las protestas a través de la izquierda o del movimiento sindical, la rabia y frustración de las masas se pueden expresar a través de "disturbios" o pueden degenerar a movimientos de carácter reaccionario. Este ha sido parcialmente el caso en la emergencia del fascista Amanecer Dorado en Grecia, y del Frente Nacional en Francia, ahora el mayor partido según algunas encuestas de opinión.

Amanecer Dorado es la cara más peligrosa de la contrarrevolución. Pero después del asesinato del activista de izquierda y artista Pavlos Fissos han sido desplazados, con 20,000 personas marchando en protesta a sus cuarteles generales. Amanecer Dorado se ha visto obligado a cerrar oficinas, incluso en sus antiguos bastiones como Piraeus. Pero, ¿por qué el gobierno golpeó a Amanecer Dorado con el arresto de sus líderes? Mientras partes de la clase dirigente los quería en el gobierno, otras secciones estaban cada vez más preocupada por la posibilidad de que se descontrolaran. El gobierno quería lanzar un mensaje doble con las detenciones: "Queremos controlar Amanecer Dorando, pero no queremos destruirlos". El gobierno puede usarlos para golpear de nuevo al movimiento obrero. Especialmente si llega al poder un gobierno de izquierda, dijo Nikos Kanellis.

La izquierda y el movimiento de los trabajadores deben luchar por organizar y liderar la resistencia a la extrema drecha y al fascismo en cualquier lugar donde asome su cabeza, pero también debe intervenir con un enfoque político y programa muy hábiles para ofrecer soluciones reales, desde la lucha unida para condiciones decentes para todos, hasta las preocupaciones con las que juegan cínicamente estas organizaciones (como el miedo de una inmigración masiva, etc).

Partidos de izquierda en un punto muerto

Eleni Mitsou, también de Grecia, ofreció una imagen clara sobre como el liderazgo de Syriza está haciendo todo lo posible para moverse a la derecha y tratar de bajar las expectativas sobre un futuro gobierno de "izquierda", liderado por ellos. El liderazgo de Syriza ya no menciona la nacionalización de los bancos o el rechazo al pago de la mayoría de la deuda. En su lugar, hablan de "congelar" o "renegociar" la deuda. En lugar de argumentar por un gobierno de izquierda, dicen que Grecia necesita un "gobierno democrático contra el memorándum".

Es probable que Syriza esté en el gobierno en algún momento del próximo periodo que se enfrentaría a ultimátums de la troika. Nuestro trabajo es construir una izquierda fuerte, uniendo fuerzas tanto dentro como fuera de Syriza, para crear un movimiento para romper con la troika y el capitalismo. Esta es la única manera de sacar a la clase trabajadora griega de al miseria y terminar con la amenaza de una nueva reacción y fascismo, explicó Andros Payiatsos de Grecia.

La situación de Syriza refleja un proceso más amplio que se está dando en Europa, por el que partidos de izquierda donde tienen un gran potencial (por ejemplo IU en España, Bloque de Izquierda y Partido Comunista en Portugal, Fronte de Izquierda en Francia) desafortunadamente se ven limitadas por el enfoque político equivocado de sus líderes, que en muchos casos en realidad se han movida a la derecha en el último periodo.

Esto se refleja en España, donde después del crecimiento de IU en las encuestas, sus principales dirigentes amenazan con condicirla a un pacto de coalición desastroso con el anteriormente socialdemócrata PSOE. El Frente de Izquierda en Francia también está polarizado alrededor de al cuestión de pactos electorales con el Partido Socialistas. Los compañeros explicaron durante el debate la necesidad de un enfoque flexible al tratar con estas formaciones, y cuando sea necesario intervenir en sus procesos internos para luchar por una dirección revolucionaria.

Niall Mulholland del Secretariado Internacional del CIT presentó las conclusiones de este debate explicando como incluso si vemos algún crecimiento económico en los próximos meses este no servirá para "recuperar" la situación de millones de trabajadores. La situación desesperada había tenido un efecto paralizador en algunas capas de los trabajadores pero también les había llevado a importantes conclusiones. En este periodo, con la ausencia de una alternativa clara y masiva de izquierda y de sindicatos combativos algunas protestas han tenido un carácter semi-espontáneo.

En este situación, los sindicatos con un liderazgo militante pueden ser un ejemplo a seguir para otros. En Gran Bretaña la Red Nacional de Delegados Sindicales (NSSN en sus siglas en inglés) ha jugado y puede jugar en el futuro un papel fundamental.

A pesar de un cierto sosiego en el movimiento en algunos países durante este año, se están produciendo bajo la superficie cambios importantes en la conciencia. El compañero Kacper Pluta de Polonia explicó, por ejemplo, que en una encuesta el 82% indicó que quería nacionalizar el sector de la energía, el 75% las minas y los ferrocarriles, y solamente el 33% creía que el "libre mercado" es mejor que el socialismo. En Grecia, el 70% está en contra de las privatizaciones y quieren parar el memorándum, el 50% piensa que se deben nacionalizar los bancos y el 84% cree que Grecia no debería pagar la mayoría de la deuda.

Estas cifras muestras que los movimientos generalizados que se desarrollarán en el futuro pueden tomar demandas más radicales que anteriormente.

No debemos subestimar la rabia que existe y las grandes batallas de clase que se darán. La clase dirigente está aterrorizada. La élite dirigente incluso tiene miedo de las promesas populistas de los polítícos por el estado de ánimo que hay bajo la superficie, explicó Hannah Sell del Socialist Party (CIT en Inglaterra y Gales).

Para los socialistas, que demandamos una ruptura con el capitalismo, las nuevas olas de batallas masivas significarán una situación más favorable para ganar el apoyo de las masas a nuestras ideas.