MUJERES LUCHANDO SIN DESCANSO

15/11/2013, Lilly Revert, SR Motril

Don Quijote luchaba contra molinos, creyendo que eran gigantes. Yo, hace años, lucho contra gigantes, creyendo que son molinos de viento... y así me va.

Las mujeres de mi generación luchamos sin descanso, estuvimos en la vanguardia de todas las luchas, levantando nuestra voz, hasta entonces siempre desautorizada. No hemos sabido hacer otra cosa que seguir adelante, gritando que no estamos locas y que sabemos lo que queremos.... pero, ahora ya parece que sin remedio, nos ganan la partida, esa burguesía infiltrada entre los nuestros.


Ya no se puede hablar en rojo, porque está anticuado; no se menciona la clase obrera, porque no existe; si se menciona el comunismo, hay quien cruza los dedos, para expulsar a Satán de entre los iluminados...

A muchas mujeres como yo, sin embargo, que aún nos quedan arrestos para seguir en la lucha, estamos obligadas a no salir de lo privado, porque la famosa "unión familiar" nos obliga a atender a nuestros mayores, sin ayuda, sin preparación y sin que esto salga del entorno de "lo privado".

Mientras tanto, invalidadas ya para el mundo laboral, y recibiendo una limosna, que no sirve para subsistir, hemos de contemplar cómo algunos de "los nuestros" miran solo su ombligo y o no quieren o no saben... que no sé lo que es peor.

Las mujeres que están en mi muro (de cualquier edad) deberíamos empezar a salirnos de nuestro pequeño mundo, para invitar a todas y todos a decir BASTA YA.

Creo, en mi humilde opinión, que tenemos que poner al día, a través de la lectura y la formación los conceptos que no están obsoletos, pero que habrá que racionalizarlos y seguir formándonos, para poder dejar unos mejores hijos a este planeta.