CHIPRE: ¡HAY QUE NEGARSE A PAGAR LA "DEUDA"!


Manifestaciones masivas exigen al gobierno poner fin a la relación con la Troika y negarse a seguir sus dictados


Entrevista con Athina Kariati, Nueva Izquierda Internacionalista (Comité por una Internacional de Trabajadores - CIT - en Chipre), publicado en www.mundosocialista.net el 20/03/2013

Después de meses de "calma" la crisis de la deuda capitalista ha resurgido con el hundimiento de la banca en Chipre, enviando a los mercados financieros al abismo. Los ministros de la UE y el recién electo presidente de derecha grecochipriota han exigido que los pequeños ahorradores, es decir, los trabajadores chipriotas, paguen miles de millones de Euros por el plan de rescate bancario.

Pero los trabajadores indignados en Chipre se niegan a aceptar estos dictados capitalistas, con los miembros del CIT chipriota ayudando a organizar protestas masivas frente al Parlamento. Ya el gobierno está haciendo concesiones.

El periódico The Socialist, del Partido Socialista (CIT en Inglaterra y Gales), habló con Athina Kariati acerca de lo que se requiere para resolver la crisis en interés de la clase obrera.

¿Quién es responsable de la crisis financiera actual?

La crisis financiera europea tiene su punto más agudo aquí en Chipre. La clase capitalista es responsable de esta crisis. La economía de Chipre estaba en forma relativamente buena en comparación con otros países de la UE, pero en los últimos 18 meses, la crisis en el sector bancario ha hecho que el país se enfrente ahora a la bancarrota.

El principal problema es que los bancos chipriotas invirtieron en bonos griegos con el fin de obtener ganancias rápidas, pero debido al "recorte" que los tenedores de bonos griegos tuvieron que aceptar, esto les causó un enorme problema de liquidez y la pequeña economía de Chipre ha sido incapaz de capitalizar a los bancos. Está claro que la crisis es culpa de los bancos no de los trabajadores del sector público o de la población general.

Como parte del rescate de la UE el gobierno de Chipre, encabezado por el presidente Nicos Anastasiades, está tratando de hacer que los ahorradores paguen la deuda bancaria. ¿Cuál ha sido la respuesta de la gente a este gravamen impuesto? La respuesta ha sido inmediata. En los últimos años no ha habido muchas manifestaciones, sin embargo, debido a que la UE está exigiendo que los pequeños ahorradores paguen los rescates bancarios, hubo dos manifestaciones ayer (el lunes 18) con 1.000 personas reunidas frente al Parlamento en oposición a este "recorte" de la UE.

La gente está muy enojada y frustrada. Se han dado casos de agricultores que van a los bancos con sus tractores exigiendo su dinero! Hay largas filas de personas en cola fuera de los bancos, que están cerrados y no se reabrirán hasta el jueves.

Hoy habrá una nueva manifestación de masas fuera del parlamento con crecientes llamados de la gente para poner fin a la relación del gobierno con la troika [el Banco Central Europeo, la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional] y negarse a seguir sus dictados. La gente sospecha con razón que si aceptan un recorte hoy, entonces ¿quién puede decir que la Troika no exigirá un recorte adicional mañana?

¿El gobierno se vio obligado a dar marcha atrás? ¿Qué crees que es probable que suceda después?

Esa es una pregunta muy compleja! El gobierno ya ha entendido que el acuerdo que hizo con los funcionarios de la UE no puede ser fácilmente implementado. Por esa razón se ha retrasado la convocatoria del parlamento para debatir la crisis. Están tratando de encontrar una manera de pasar la legislación, sin que todos los partidos de la clase dominante se dividan. No hay garantías de que la legislación sea aprobada. Sin embargo, desde el punto de vista de la clase obrera, es evidente que el gobierno tratará de aprobar una legislación modificada para que parezca menos dolorosa. Pero no podemos confiar en estos políticos capitalistas para proteger los intereses de los pequeños ahorradores.

Por otra parte, incluso si alguna legislación modificada se vota en el Parlamento, con el tiempo en sólo tres meses estaremos de vuelta al punto de partida, ya que es cuando la UE detendrá la financiación de los bancos. Así que cada tres meses exigirán nuevos recortes a nuestro nivel de vida.

Además, existe el problema adicional de capital ruso depositados en bancos chipriotas. Así que incluso si el gobierno y la UE acuerdan los términos de un rescate bancario, los bancos todavía se enfrentarán al colapso porque los oligarcas rusos retiraran sus fondos de capital de Chipre.

¿Qué propone el CIT en Chipre para poner fin a esta crisis?

Nos oponemos completamente a las exigencias de la Troika y del gobierno para que la clase trabajadora pague por la crisis.

Debido a que la crisis se centra claramente en el sector bancario exigimos la nacionalización de la banca bajo control democrático de los trabajadores. Nosotros decimos: nos negamos a pagar la "deuda". Esto significa tanto el no pago de la deuda existente del gobierno como del nuevo paquete de 17.000 millones de euros de deuda que están exigiendo que el pueblo chipriota pague.

También pedimos la nacionalización de las fábricas que están quebrando debido a la crisis económica, y detener la evasión de impuestos, para que podamos encontrar el dinero para financiar los servicios públicos.

Poner en práctica estas medidas exigirá la construcción de una fuerte oposición socialista y un nuevo gobierno de izquierda, que (a diferencia del pasado gobierno izquierdista) no trate de administrar el sistema capitalista en crisis.