¡Abajo el gobierno de ladrones!

¡Por una Huelga General de 48 horas y un plan de lucha hasta derribar al PP y sus políticas!

¡Elecciones ya! La izquierda tiene que luchar por un gobierno de los trabajadores

Declaración de SR, 03/02/2013

Las últimas revelaciones del caso Bárcenas son un varapalo sin precedentes para este gobierno, su presidente y otros altos cargos del PP. La poca legitimidad que les queda se ha disuelto en cuestión de horas. Un gobierno formado por millonarios que llena sus bolsillos de manera fraudulenta, a la vez que está sangrando a la gente pobre, trabajadores, jóvenes, discapacitados y pensionistas de forma continua, no tiene legitimidad. Además, este escándalo arroja luz sobre la gran estafa que fue el "boom" económico de los últimos 10 años, que ha dejado a la minoría rica engordada después de sus saqueos, al lado de una mayoría hundida bajo el impacto de las políticas de austeridad destinadas a salvar el sistema de los súper-ricos. Ésta es una muestra más de la clase capitalista corrupta, ladrona y mafiosa que manda en este país, y una fuente más de ánimo para derribarla.

Estas noticias demoledoras llegan en un momento en el que se está desarrollando una nueva oleada de luchas militantes, como la magnifica lucha de la marea blanca en Madrid, y las huelgas indefinidas simultáneas que están teniendo lugar en distintas empresas de todo el país. Con un gobierno tan débil como éste, una unificación poderosa de estas luchas, que diera un golpe fuerte y unitario al gobierno, podría transformar la situación y abrir la posibilidad de que por primera vez las luchas y movilizaciones obreras y sociales cambiaran la situación. Si el movimiento obrero tuviera un liderazgo consecuente y combativo, dispuesto a movilizar su poder, solo haría falta levantar un dedo  para derribar este gobierno de ladrones.


En esta línea, desde SR proponemos la convocatoria de una huelga general de 48 horas, que supondría una intensificación necesaria de la lucha para llevarla a una escala más alta después de las fuertes huelgas generales de 24 horas que hemos tenido. Una huelga así, acompañada de movilizaciones de masas y encierros en lugares de trabajo y edificios estratégicos (siguiendo el ejemplo de la marea blanca) podría mostrar la suficiente fuerza para hacer que el gobierno se tambalee aún más. En caso de no conseguir su caída, habría que estar dispuestos a seguir intensificando la lucha. La formación de asambleas democráticas y comités de huelga son una parte fundamental de dicha estrategia, para fortalecer un control desde las bases y plantear la semilla de un poder popular.

Es posible que la clase dominante, conociendo la peligrosa situación de Rajoy, intente sacrificarle, sustituyéndole por otra cabeza del PP (aunque parece que todas las cabezas importantes están igualmente cuestionadas) o por otra de tipo “tecnócrata”. Tenemos que movilizarnos para impedir cualquier intento de "solución" de este tipo. Hacen falta elecciones anticipadas para que el pueblo mande este gobierno al infierno. Pero en este caso, serán necesarios una discusión y debate profundos sobre qué alternativa plantear. La izquierda, principalmente IU, pero también fuerzas como las CUP y Bildu, como vaticinan las encuestas,  verán crecer sus votos y obtendrán importantes resultados. Un frente único de estas fuerzas podría disputar la hegemonía del PSOE como “partido de oposición” y plantear una alternativa de gobierno a favor de la mayoría, y no de los mercados. Basándose en un programa que rechace todos los recortes (incluso los andaluces), se oponga al pago de la deuda, y proponga confiscar la riqueza inmensa de todos los ladrones y super-ricos a través de fuertes impuestos a las grandes fortunas, un gobierno de izquierdas podría transformar la situación, y acompañado por la lucha de clases en las empresas y calles, luchar por un gobierno de los trabajadores y por el socialismo democrático e internacional, la única manera real de superar esta crisis dejando intactas las vidas de la mayoría.