CONTRA EL RESCATE Y LAS MEDIDAS DE AUSTERIDAD

¡LUCHEMOS CONTRA LOS RECORTES Y EL CHANTAJE DE LOS MERCADOS!

Octavilla de Socialismo Revolucionario para las manifestaciones del 19J contra los recortes

El último paquete de medidas adoptadas por el gobierno de Mariano Rajoy muestra claramente hasta donde están dispuestos a llegar para hacer recaer sobre la clase trabajadora todo el peso de la actual crisis capitalista.

Todas las medidas de austeridad tomadas con la justificación de reducir el déficit y calmar a los “mercados” (subida del IVA, recortes en las prestaciones por desempleo, supresión de la paga extra a los funcionarios, disminuciones en la ley de dependencia y en las ayudas al alquiler para jóvenes, subida del IRPF para los autónomos, …) suponen un ataque directo a los niveles de vida de toda la clase trabajadora, al mismo tiempo que provocarán un mayor enfriamiento de la economía, disminuyendo el consumo y haciendo desaparecer una gran cantidad de puestos de trabajo.
Tenemos que romper con todas estas políticas que solamente nos van a llevar a niveles de deuda pública insostenibles, además de a condiciones de mayor pobreza y miseria y a más recortes de nuestros derechos. La deuda no la hemos creado los trabajadores, sino el sistema capitalista, y no tenemos por qué pagarla. Trabajadores, desempleados, estudiantes, tenemos que mostrar una resistencia decidida contra todos los recortes, los planes de rescate y el pago de esta deuda injusta.



La actual huelga indefinida de los mineros asturianos muestra el camino para el resto de los trabajadores, en su lucha incondicional por el mantenimiento de sus puestos de trabajo y el futuro de su región.
Ésta ha inspirado a sindicatos y colectivos de ex mineros de otros países, lo que muestra la importancia de la solidaridad y la lucha internacional. Los recientes resultados electorales en Francia y Grecia muestran que los trabajadores europeos ya no aceptan el discurso de la “austeridad”, pero la verdadera lucha debe realizarse en la calle, a través de acciones y huelgas coordinadas entre los países de la periferia europea (Irlanda, Portugal, Grecia e Italia) castigados también por la crisis de la deuda, y debe incluir una Huelga General unitaria en todos estos países.
Solamente podremos salir de la crisis si cancelamos completamente la deuda, y si tomamos los sectores claves de la economía, incluyendo la banca, en manos públicas. Esto no significa una nacionalización temporal, para luego devolver las empresas saneadas a sus anteriores propietarios capitalistas (nacionalizar las pérdidas y privatizar las ganancias); sino el control y la gestión democrática de los trabajadores de los grandes recursos de estas empresas, para ponerlas a trabajar al servicio de la sociedad, y no solamente de los intereses de unos pocos.

Una banca nacionalizada de esta manera puede garantizar el derecho a la vivienda a través de alquileres sociales de su parque de viviendas vacías, y las inversiones públicas necesarias para impulsar los servicios y crear puestos de trabajo estables. Estas medidas jamás serán tomadas por los partidos que aceptan la dictadura de los mercados y justifican los recortes.
Únicamente un verdadero gobierno de los trabajadores, que debe ser el objetivo de la izquierda y de las luchas de los trabajadores, podría llevar a cabo estas medidas.
Naturalmente, al tomar estas medidas, aumentarían los chantajes de la Unión Europea y los mercados, hasta llegar al punto de la expulsión del euro y de la unión. Salir del euro sin dejar el sistema capitalista, lejos de ser un alivio por la posibilidad de devaluar la moneda, supondría una caída brutal de los niveles de vida, y seguirían gobernando los mercados como hasta ahora.
Para conseguir una verdadera democracia y una alternativa real a la crisis, necesitamos una transformación de la sociedad a una democracia socialista, y sustituir la actual Europa capitalista por una Europa socialista, gobernada a partir de las necesidades de todos, y no para las escandalosas ganancias de unos pocos.
Desde Socialismo Revolucionario demandamos:

- ¡No al rescate y al chantaje de los mercados que lo acompaña!

- ¡No al pago de una deuda insoportable e injustas! Inversiones para crear puestos de trabajo y para los servicios públicos, no para el agujero negro de las deudas especulativas!

- ¡La nacionalización de la banca y los pilares de la economía bajo control democrático para implementar un plan de emergencia contra la crisis y la pobreza! Implementación de controles de capital para prevenir una 'fuga de capitales' y para retener los ahorros de los millonarios para ponerlos a trabajar al servicio de la sociedad.

- Un gobierno democrático de los trabajadores, parados y la juventud sobre la base de una planificación democrática de la economía.

- ¡Lucha internacional para hacer frente a la Unión Europea capitalista! ¡Huelga General de los países "periféricos" (Irlanda, Grecia, Portugal, Italia y España) por una alternativa realmente socialista al euro y la Unión Europea!