¡NO AL RESCATE! ¡NO AL PAGO DE LA DEUDA!

 

¡LUCHEMOS CONTRA LOS RECORTES Y EL CHANTAJE DE LOS MERCADOS!


15/06/2012, Declaración de Socialismo Revolucionario (CIT en el estado español)

 

Hasta 100.000 millones de la UE estarán disponibles para el rescate de la banca española, un "préstamo" que supone hasta un 10% de todo el PIB español, y esto a pesar de los continuos recortes a servicios públicos y derechos laborales impuestos por los capitalistas, los llamados “mercados”. Este sistema sólo nos puede ofrecer un futuro de desempleo, precariedad y mayores niveles de pobreza. La izquierda, los trabajadores y los jóvenes tenemos que luchar por una alternativa política a la crisis, y para acabar con el paro y la pobreza.


El rescate aprobado por la Unión Europea no se va a conceder sin ningún tipo de contraprestación y sin que se cargue también esta deuda en los hombros de los trabajadores. En primer lugar, aunque se insista que el rescate es para la banca, éste será recibido por el gobierno español, y los intereses de esta nueva deuda repercutirán directamente en el déficit del estado. Además, la Comisión Europea y otros organismos como el BCE y el FMI propondrán una serie de "recomendaciones", en realidad un chantaje en toda regla del capitalismo, con una serie de condiciones para que el gobierno pueda recibir el crédito. Cada día se conocen nuevas propuestas que sin duda aumentarán hasta el día que se hagan oficiales: subidas del IVA, ataques al derecho a la prestación del desempleo, más recortes en el sector público con miles de despidos, retrasos en la edad de jubilación implementados antes… Y si la banca no es capaz de repagar este rescate, intentarán cargarnos el coste completo del préstamo con nuevos recortes.

Este préstamo a los bancos, como todos los que ya han recibido, no va a hacer que fluya el crédito a las familias y pequeñas empresas, ya que solamente va a tapar las propias necesidades de recapitalización de la banca. Y las noticias de esta última semana nos muestran que el rescate tampoco va a hacer que se reduzca la prima de riesgo, ni que los mercados aflojen su presión contra la economía española. Esto también se puede comprobar con los datos de los países que ya recibieron rescates anteriormente. Ni recibir hasta el 86% de su PIB en préstamos, ni los recortes que han creado situaciones de pobreza desesperadas han conseguido que Grecia se recupere económicamente. Su prima de riesgo llegó esta semana a los 2.800 puntos, y ya se rumorea que saldrá del euro próximamente.

Tenemos que romper con todas estas políticas que solamente nos van a llevar a niveles de deuda pública insostenibles, además de a condiciones de mayor pobreza y miseria y más recortes de nuestros derechos. La deuda no la hemos creado los trabajadores, sino el sistema capitalista, y no tenemos por qué pagarla. Trabajadores, desempleados, estudiantes, tenemos que mostrar una resistencia decidida contra todos los recortes, los planes de rescate y el pago de esta deuda injusta. La actual huelga indefinida de los mineros asturianos muestra el camino para el resto de los trabajadores, en su lucha incondicional por el mantenimiento de sus puestos de trabajo y el futuro de su región.

Ésta ha inspirado a sindicatos y colectivos de ex mineros de otros países, lo que muestra la importancia de la solidaridad y la lucha internacional. Los recientes resultados electorales en Francia y Grecia muestran que los trabajadores europeos ya no aceptan el discurso de la “austeridad”, pero la verdadera lucha debe realizarse en la calle, a través de acciones y huelgas coordinadas entre los países de la periferia europea (Irlanda, Portugal, Grecia e Italia) castigados también por la crisis de la deuda, y debe incluir una Huelga General unitaria en todos estos países. 
 
Solamente podremos salir de la crisis si cancelamos completamente la deuda, y si tomamos los sectores claves de la economía, incluyendo la banca, en manos públicas. Esto no significa una nacionalización temporal, para luego devolver las empresas saneadas a sus anteriores propietarios capitalistas (nacionalizar las pérdidas y privatizar las ganancias); sino el control y la gestión democrática de los trabajadores de los grandes recursos de estas empresas, para ponerlas a trabajar al servicio de la sociedad, y no solamente de los intereses de unos pocos. Una banca nacionalizada de esta manera puede garantizar el derecho a la vivienda a través de alquileres sociales de su parque de viviendas vacías, y las inversiones públicas necesarias para impulsar los servicios y crear puestos de trabajo estables. Estas medidas no podría tomarlas los partidos que aceptan la dictadura de los mercados y justifican los recortes, sino un verdadero gobierno de los trabajadores, que debe ser el objetivo de la izquierda y de las luchas de los trabajadores.

Naturalmente, al tomar estas medidas, aumentarían los chantajes de la Unión Europea y los mercados, hasta llegar al punto de la expulsión del euro y de la unión. Salir del euro pero sin dejar el sistema capitalista, lejos de ser un alivio por la posibilidad de devaluar la moneda, supondría una caída brutal de los niveles de vida, y seguirían gobernando los mercados como hasta ahora. Para conseguir una verdadera democracia y una alternativa real a la crisis, necesitamos una transformación de la sociedad a una democracia socialista, y sustituir la actual Europa capitalista por una Europa socialista, gobernada a partir de las necesidades de todos, y no para las escandalosas ganancias de unos pocos.

Desde Socialismo Revolucionario demandamos:

- ¡No al rescate y al chantaje de los mercados que lo acompaña!
- ¡No al pago de una deuda insoportable e injustas! Inversiones para crear puestos de trabajo y para los servicios públicos, no para el agujero negro de las deudas especulativas
- ¡La nacionalización de la banca y los pilares de la economía bajo control democrático para implementar un plan de emergencia contra la crisis y la pobreza! Implementación de controles de capital para prevenir una 'fuga de capitales' y para retener los ahorros de los millonarios para ponerlos a trabajar al servicio de la sociedad.
- Un gobierno democrático de los trabajadores, parados y la juventud sobre la base de una planificación democrática de la economía.
- ¡Lucha internacional para hacer frente a la Unión Europea capitalista! ¡ Huelga General de los países "periféricos" (Irlanda, Grecia, Portugal, Italia y España) por una alternativa realmente socialista al euro y la Unión Europea!