Oleada de indignación en País Vasco, ante un caso de violencia policial

John Hird – Vitoria – Gasteiz



12/04/2012
Después del partido de la Europe League de Athletic Club y al Schalke 04  un joven aficonado de Athletic fue herido por una pelota de goma disparada por la Ertzaintza. El joven sufrió una "fractura craneal por estallido con importantes lesiones cerebrales" en la calle María Día de Haro de Bilbao, zona habitual de celebración de las victorias del Athletic.


Íñigo Cabbacas Liceranzu  de 28 años falleció tras permanecer tres días en coma. Su muerte ha causado una enorme ola de indignación por la actuación policial en Euskadi. 


Cientos de personas entre familiares, amigos, aficionados del Athletic y ciudadanos asistieron al funeral.
La familia pidió a los representantes políticos e institucionales que no participaran en el funeral.

En las calles de Bilbao hubo una concentración espontánea y los bares se cerraron en señal de duelo. Además, ventanas y balcones exhiben banderas del Atlhetic Club con crespones negros.

Centenares de personas se concentraron, asimismo, en el lugar en el que Íñigo recibió el impacto de una pelota de goma.

ELA y LAB y la izquierda abertzale  han pedido la dimisión de Rodolfo Ares el ministro del Interior de Euskadi. Bajo una fuerte presión el consejero de Interior ha señalado que "es posible" que no se cumplieran los protocolos de actuación.

La autopsia ha confirmado lo que familiares y amigos no dudaron desde el principio: que Íñigo cayó herido por un pelotazo disparado por la Ertzaintza a corta distancia.
Los testigos ya apuntaron que los agentes dispararon de manera "indiscriminada" contra la multitud y sin intentar hacer rebotar las pelotas contra el suelo o las paredes, como deberían haber hecho.

Amaiur considera que la muerte de Íñigo Cabacas "no es un hecho aislado ni puede ser considerado un accidente. Euskal Herria conoce de sobra cuáles son las consecuencias de la violencia policial", ha manifestado en una nota.

La coalición ha denunciado "el uso abusivo y sin control alguno de material peligroso que ha sido prohibido por la Comisión Europea, como pelotas de goma", por parte de los diferentes cuerpos policiales que operan en Euskal Herria, así como "la impunidad con la que los diferentes cuerpos policiales y militares actúan en nuestro territorio, en contra de la voluntad mayoritaria de la sociedad vasca".
Ha exigido que se depuren responsabilidades "tanto en la cadena de mando de la Ertzaintza como en el Departamento de Interior" de Lakua, así como la dimisión "inmediata" de Rodolfo Ares.
"Exigimos el total esclarecimiento de los hechos y, por tanto, de la verdad, en la mayor brevedad posible", concluye el comunicado.

En El Sadar durante el partido Osasuna -  Espanyol habian gritos de "policía asesina" y "herriak ez du barkatuko."

Los aficionados de St. Pauli en Alemania enseñaron una pancarta: “R.I.P. ÍÑIGO ACAB” (Descansa en Paz Íñigo. Todos Los Oficiales Policiales son cabrones.)

En una concentración en Gasteiz  el mando Ertzaintza dijo  "Vamos a cargar con todas las pelotas que haga falta".

Mientras el gobierno del PP está recortando billones de euros en educación y el conquistas sociales, el aparato policial cuenta con todos los recursos, materiales y maquinaria para la represión de la juventud y la clase trabajadora.

El ministro español de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha afirmado, respecto a la muerte de Íñigo Cabbacas que "por desgracia, siempre pueden producirse incidentes y accidentes". Lo que ha pasado en Bilbao no fue un accidente sino una consecuencia de la política represiva de un estado que esta preparándose para conflictos con los sindicatos y la juventud.

SOCIALISMO REVOLUCIONARIO DEMANDA:

1.  El fin de la represión policial contra la juventud.
2.  La prohibición de las pelotas de goma como material antidisturbios y que la Ertzaintza y otros cuerpos policiales dejen de utilizar este tipo de material de manera inmediata.
3.  La dimisión de Ares.
4.  Una investigación rápida, transparente, democrática e independiente con la participación de aficionados y peñas del Athletic y representantes del club y sindicatos.