EE.UU. El socialismo es más "popular" que el capitalismo entre los jóvenes y los afroamericanos

El movimiento ‘de ocupación’ ha llevado la actitud de oposición al capitalismo de la marginalidad al gran público
Ty Moore, Alternativa Socialista ( sección estadounidense del C.I.T.)

A pesar de la demonización casi universal de las ideas socialistas por parte de los medios empresariales transnacionales y de la clase política, de acuerdo con una nueva encuesta realizada por el Centro de Investigación Pew (Pew Research Center), los jóvenes de entre 18 y 29 años ven el socialismo como un factor positivo, mientras que sólo el 43 por ciento reaccionan negativamente a la palabra. En el mismo grupo de edad, sólo el 46 por ciento tienen una opinión positiva del capitalismo, mientras que el 47 por ciento ve al capitalismo negativamente. 

Si bien estas cifras se mantienen cerca, es un hecho destacable que tan sólo 20 meses después de la última vez que Pew hizo las mismas preguntas, los números se revirtieron. En ese momento, según los hallazgos de Pew, una ligera mayoría de gente joven, de 49 a 43 por ciento, veía negativamente el socialismo.
Sin duda, el impacto del movimiento de Ocupación de Wall Street en la conciencia es un factor importante. En cuestión de semanas, el movimiento de Ocupación hizo que la oposición al capitalismo pasara de ser algo marginal, a algo de difusión entre el gran público. Con ello ha venido creciendo el interés y la demanda de una alternativa política real a este sistema.

Pew clasifica los resultados por raza, ingresos, edad, y filiación política. Cabe destacar que los afroamericanos tienen mayor tendencia a adoptar una perspectiva favorable hacia el socialismo, de 55 a 36 por ciento. Mientras que en el común de la población estadounidense, particularmente a partir de los 30 años, continúa presente una visión mayoritariamente negativa del socialismo (60 a 31 por ciento, una diferencia de 19 puntos), entre los de ingresos más bajos (menos de $ 30.000) los puntos de vista positivos y negativos son casi iguales, con un 43 y un 46 por ciento respectivamente. Mientras tanto, la mitad de los estadounidenses más pobres ven el capitalismo negativamente, mientras que sólo el 39 por ciento apoya al capitalismo.

Estas cifras hacen hincapié en el enorme potencial existente para construir un movimiento socialista de masas en los EE.UU. de hoy. Después de décadas de propaganda durante la Guerra Fría, y de la confusión creada por el legado del estalinismo, el resurgimiento de la amplia simpatía hacia el socialismo desde el inicio de la crisis financiera es especialmente significativo. Mientras los políticos patrocinados por las grandes multinacionales, en ambos partidos mayoritarios, siguen siendo ardientes defensores del capitalismo, sus componentes, en particular la nueva generación, son cada vez más hostiles al sistema. 

Mientras nuevas luchas de trabajadores y jóvenes estallen en los próximos meses y años, el apoyo a las ideas del socialismo, sin duda, tenderá a crecer cada día. Los esfuerzos de los medios transnacionales y de los partidos políticos capitalistas para marginar y excluir a las voces socialistas ya no son sostenibles.

Sin embargo, la mayoría de los jóvenes y trabajadores en busca de una salida del capitalismo hay confusión, las opiniones positivas del socialismo aún no indican una clara comprensión de las genuinas ideas marxistas. Los puntos de vista, sin duda, van desde el apoyo a los sistemas europeos de bienestar social del estado y otros modelos de "economía mixta" a simplemente el deseo general por la igualdad de la riqueza y un espíritu de solidaridad social. Hasta el momento, sólo una pequeña minoría apunta claramente a construir una economía democráticamente planificada socialista.

Así que para aquellos que quieren ver un cambio de sistema, sin embargo, el reto histórico está en transformar el apoyo pasivo, en general, a las ideas del socialismo, a la participación activa en el movimiento socialista y la claridad sobre cómo la sociedad puede ser transformada.

Si estás entre los partidarios no-organizados del socialismo, ahora es el momento de dar un paso adelante y unirte a la lucha.