Euskadi: AMAIUR se sitúa como alternativa real al PP-PSOE


El resultado electoral arroja mayoría para la izquierda abertzale, superando al nacionalismo burgués (PNV) como principal partido de oposición


10/12/2011, Txantxangorri. Socialismo Revolucionario, Vitoria-Gasteiz

El resultado electoral es de vital importancia en País Vasco. El PP, sólo se las ha arreglado para alcanzar un exiguo cuarto puesto, por detrás del PSOE, que quedó en tercer lugar, seguido de AMAIUR y el PNV, que encabezan, conjuntamente, el resultado de las elecciones. Así, el PNV obtuvo 1000 votos más pero, AMAIUR, ocupó la mayoría de los escaños parlamentarios.

Constituida por una coalición, AMAIUR está compuesta de Eusko Alkartasuna, un partido nacionalista socialdemócrata vasco, previamente alineado con el PNV; Alternatiba, una escisión de Ezker-Batua-Berdeak (IU-Los Verdes); Aralar, un partido nacionalista de izquierda, escindido de HB a raíz de la cuestión de la actividad armada de ETA; y por último, los independentistas de la Izquierda Abertzale, miembros y simpatizantes de la ilegalizada Batasuna.

El resultado de las elecciones, refleja una nueva situación política en Euskadi. Es extremadamente significativo que la nueva coalición, a pesar de haber tenido que pasar por una serie de aros legales, haya podido presentarse y dar este enorme salto adelante. Muchos de los candidatos eran jóvenes, o se presentaban por primera vez, debido a la ilegalización de los antiguos miembros y concejales de HB. Dichas ilegalizaciones, no se aplicaron a los candidatos del PP-PSOE, muchos de los cuales se hallaban bajo cargos judiciales de fraude y de corrupción, lo que, curiosamente, no les impidió concurrir a las elecciones.


La decisión de ETA de terminar con su campaña de terrorismo individual contra el Estado español, tuvo un efecto muy positivo para AMAIUR. Sus fuerzas, empezaron a verse propulsadas, captando un cierto "voto simpatizante", dados los flagrantes procesos judiciales amañados en Madrid, sobre su derecho a presentarse a elecciones en pasadas ocasiones. Muchos trabajadores que jamás habrían votado por un partido asociado a ETA, votaron esta vez por la coalición.
Es, asimismo, evidente, que AMAIUR es percibida como un partido que combatirá los recortes "españoles" en Euskadi. Dada la naturaleza amplia de AMAIUR, queda por ver, cuán efectiva será su capacidad de llevar a cabo una lucha contra las inevitables políticas de recortes decididas unilateralmente en Madrid.

El resultado de las elecciones, muestra que la izquierda y las fuerzas con programa socialista pueden desafiar la hegemonía del PNV. Este partido nacionalista burgués se ha visto zarandeado por el éxito de AMAIUR. En su desesperación, subrayan el hecho de que continúan siendo "la fuerza política principal en Euskadi". Sin embargo, es evidente la dirección en que soplan los vientos. El PNV, posee todos los recursos y publicidad, lo que no impidió a AMAIUR sobrepasarle, en capacidad propagandística y apoyo, en numerosas áreas. En Vitoria-Gasteiz, erróneamente considerada la ciudad más conservadora o "española" en Euskadi, los cuatro partidos principales llevaron un diputado a Madrid, pero, en los nuevos barrios, hechos de casas sociales, y poblados por parejas jóvenes e inmigrantes, AMAIUR logró que el mayor porcentaje del voto popular se volcase en su candidatura.

El gobierno del PSOE, en Euskadi, está desacreditado, y sus llamados a las elecciones, tienen como única finalidad mantener su candidatura a flote. El Estado español teme una victoria de AMAIUR, que podría llevar a la palestra pública, la cuestión central de la autodeterminación, incluyendo, llegado el caso, la independencia.

El trasfondo de 5 millones de desempleados, y los recortes sin término previstos por el gobierno del PP, significarán una agitación y lucha masivas en España, pero en Euskadi, otros factores  históricos, podrían entrar, rápidamente, en juego. El resultado de las elecciones en Euskadi, muestra que los trabajadores, han dado aquí el primer paso hacia el rechazo de la solución PP-PSOE ante la crisis, y están preparados para buscar una alternativa. El trabajo de Socialismo Revolucionario, es ofrecer un programa de luchas, basado en el socialismo y el internacionalismo, a todos aquellos trabajadores, y a la gente joven, movidos hacia la lucha contra el sistema capitalista, incluyendo a aquellos que vuelven ahora sus miradas hacia la alternativa potencial a los partidos capitalistas, ofrecida por AMAIUR.

El gobierno del PP intentará, como siempre ha hecho, desviar la atención de sus políticas anti-obreras, centralizando el debate en torno a su postura intransigente respecto a la cuestión nacional, defendiendo a toda costa la "integridad territorial de la gran nación española", junto con los ultra-nacionalistas españoles de UPyD. Sólo sobre la base de un movimiento masivo unitario, que parta de la necesidad de luchar contra las políticas de recortes de la coalición PP-PSOE, a nivel estatal, junto con la defensa intransigente del derecho de autodeterminación para Euskadi y otras nacionalidades, puede la juventud, y la clase trabajadora, ponerles freno a sus pretensiones.