LA CRISIS ECONÓMICA EN ESPAÑA: LOS CAPITALISTAS QUIEREN CHUPAR MÁS SANGRE

12/07/2011, R. Mac Barcelona. 27/6/11

El reciente movimiento del 15-M ha dejado claro la realidad de la crisis económica en España. La rabia de la juventud ha salido a las calles llevando consigo las frustraciones de toda la clase obrera. Sin embargo la crisis económica continúa. Las declaraciones constantes de la fiabilidad de una mejora en la economía son mentiras.

Cada día sale otro informe o artículo del FMI o de la UE exigiendo que España disminuya su deuda, acelere su programa de privatización y continúe atacando los derechos de los trabajadores para salvar a la economía. Los políticos capitalistas acatan debidamente e imponen medida tras medida de austeridad. La medida más reciente es la llamada ley omnibus, que permite al gobierno cambiar muchas leyes en diferentes sectores, quitando así obstáculos para satisfacer el interés de las grandes empresas. Esto fortalece aun más la dictadura del capital.


La Deuda Griega

 Las crisis del euro son los problemas más recientes. La locura de Grecia teniendo que pedir más prestamo para poder pagar el interés sobre la deuda es una táctica dilatoria que supone más crisis y no representa una solución. El posible impago de Grecia y más crisis del euro darán otro golpe a la economía española.

La Deuda Regional y los Recortes

La descentralización parcial de la economía española hacía las comunidades autónomas dificulta aún más las cosas para la clase governante en España. La deuda regional cuenta con el 20% de toda la deuda nacional y ahora está al 11,4% del PIB, ascendiendo a 121 billones de euros. Los prestamistas internacionales no creen que se pueda reducir esta cifra, lo cual hace aún más presente al fantasma del impago.

En Cataluña se ha propuesto un recorte del 10% en los gastos públicos de educación y sanidad, además de privatizaciones por valor de 1,85 billones de euros. Aún así no son capaces de reducir su déficit al  1.3% establecido para todas las comunidades autónomas. De hecho 17 regiones han superado los resultados esperados. En algunas regiones, como Castilla-La Mancha, han empezado a imponer estrategias muy severas. Eso enardecerá aun más a la gente. La verdad es que el gobierno y los prestamistas seguirán pidiendo cada vez más sacrificios y más recortes.

La Falta de Motor en la Economía

Las previsiones económicas se basan en predicciones optimistas del gobierno sobre el crecimiento, que hasta ahora no han sido muy precisas. No es muy probable que se cumplan estas predicciones cuando se están cargando sectores enteros de la economía. El crecimiento económico por ahora ha sido anémico y seguirá siendo extremadamente débil.

No hay motor en la economía española. El sector de la construcción está muerto y se ha predecido otra caída de los precios inmobiliarios. La única solución capitalista es atacar a los derechos de los trabajadores para incrementar los beneficios. Han habido intentos para vincular la economía española con la de China. El gobierno ha enviado misiones comerciales y hecho otros intentos para hacer que China comprara la deuda española. Esperan un empuje del boom económico chino pero la burbuja china también explotará por las mismas contradicciones que rodean al capitalista europeo.

Preparar la Lucha

La economía no puede crecer mientras se gaste el dinero en pagar la deuda a los bancos internacionales. Tomando medidas que llevan al incremento del desempleo y presionando a los que mantienen el empleo no hará que vuelva a ponerse en pie la economía. La verdad es que el capitalista seguirá volviendo a por más. Sus intereses egoístas solo se pararán a través de una respuesta masiva y unificada de la juventud y de los trabajadores.

Esa lucha ha empezado. La lucha en Grecia demuestra que hace falta una lucha masiva, tanto aquí como internacionalmente, para acabar con estas sanguijuelas. Necesitamos una economía que tenga por objetivos responder a las necesidades de la clase trabajadora y construir una sociedad socialista. No podemos pagar la deuda, no es nuestra, negaros a pagarla. Hay que nacionalizar los bancos bajo el control democrático de los trabajadores. Hay que preparar la huelga general y unificar nuestra lucha con la de los griegos. Hay que construir una fuerza de la juventud y los trabajadores para luchar por un gobierno de millones y no de millionarios.