Portugal: Aplazada la vista judicial de los líderes sindicales


El autoritarismo crece al tiempo que la crisis económica se agudiza y crece la resistencia de los trabajadores

21/01/2011, Francisco d’Oleira Raposo, Comisión Ejecutiva del Sindicato de Trabajdores del ayuntamiento de Lisboa (en capacidad personal) y miembro de Socialismo Revolucionário (CIT en Portugal)

Dos líderes sindicales portugueses, José Manuel Marques y Marco Rosa, fueron arrestados después de una reunión nacional de 500 representantes y líderes sindicales del Frente de Sindicatos del Sector Público. Ésta vista ha sido aplazada hasta el próximo 31 de enero.

La policía, hasta el momento, ha inculpado a José Manuel Marques por “desobediencia” y por “tirarse al suelo”. Marco Rosa ha sido acusado por la policía de “asaltar a un policía” y fue esposado durante 3 horas aunque no ha sido inculpado formalmente.

Durante una vista inicial, docenas de líderes sindicales, de los sectores público y privado, se concentraron en solidaridad a las puertas del juzgado.

Después de esta sesión, José Manuel Marques declaró: “Estaré aquí el 31 de enero… No soy un criminal, soy un líder sindical que está luchando por una causa justa, en una batalla contra el robo de salarios… ¡Nos están robando a todos, nos están atacando a todos! ¡Pero por esta razón continuaré luchando, por esta razón todos seguiremos luchando!

En una declaración de solidaridad enviada a los sindicatos, Socialismo Revolucionário, (CIT en Portugal) comentó:


“El comportamiento de las fuerzas policiales refleja la actitud de creciente autoritarismo con el que el gobierno, el presidente de la república y el sistema político funciona contra los trabajadores, pensionistas, jóvenes, pobres y sus organizaciones. Esto contrasta extremadamente con su completo servilismo a las grandes compañías, nacionales e internacionales, a los especuladores financieros, y a los corruptos criminales que saquean la riqueza que ha sido creada por los trabajadores. Mientras, los trabajadores ven sus condiciones de trabajo y vida deteriorarse día tras día.

Estamos seguros de que nada disminuirá la determinación de los trabajadores y sus sindicatos y clase, en construir una fuerte resistencia contra la patronal y su gobierno. Éstos tratan de hacer a la clase trabajadora pagar por una crisis que causó su sistema, mientras enriquecen a los especuladores y criminales, y empobrecen a la gran mayoría de los trabajadores.”