Egipto - La rebelión de las masas lleva al régimen de Mubarak al borde del abismo

www.mundosocialista.net, 31/01/2011
Comité por una Internacional de los Trabajadores

Cientos de miles permanecen en las calles desafiando la represión - Por una huelga general indefinida!
David Johnson, Partido Socialista (CWI Inglaterra y Gales) y Niall Mulholland, CIT

El régimen podrido de Mubarak se tambalea al borde del abismo. Seis días de protestas masivas han crecido hasta convertirse en una desafiante ola revolucionaria en todo el país. Las primeras manifestaciones fueron en su mayoría de jóvenes organizados a través de redes sociales en línea. Pero se masificaron cuando las masas de las clases medias y pobres de las zonas urbanas de Egipto se unieron a ellas. Esto es una revuelta de masas magnífica que es una inspiración para los jóvenes y trabajadores en todas partes.
Hoy, 31 de enero, decenas de miles de personas se reunieron nuevamente en el centro de El Cairo para un séptimo día de protesta y los sindicatos independientes han convocado una huelga general.
"Nunca me había sumado a las protestas antes. Yo no cre{ia en la personas que las dirigian", dijo Adef Husseini, un trabajador de call center en El Cairo que salió a las calles el martes."Ahora, sin embargo, las personas son los líderes." (The Guardian, 28.1.11)


Las clases medias, estudiantes, trabajadores y los pobres urbanos se han unido a la ola de oposición al gobierno de Hosni Mubarak. Incluso los jueces se unieron a los manifestantes en la Plaza Tahrir el domingo 30 de enero.
Resistiendo frente a la brutalidad matonesca de la policía antidisturbios y un gran número de policía y fuerzas de seguridad vestidos de civil, cientos de miles de egipcios han enviado un claro mensaje - "Vayanse! Vayanse! Vayanse! " Las personas mayores han pasado agua de sus viviendas a los manifestantes en las calles.
Cargas policiales con porras, detenciones masivas y golpes, gases lacrimógenos, cañones de agua, balas de goma, escopetas y munición de guerra han sido utilizadas contra los manifestantes. Más de 150 han sido asesinados por las balas, golpes o asfixia por los gases lacrimógenos utilizados a corta distancia. Un hospital de El Cairo trató con más de 1000 heridos la noche del viernes (28 de enero).
En los últimos dos días los policía parecen haber desaparecido. En muchas zonas se ha producido un brotes de saqueo y robo con violencia. Sin embargo, según muchos informes independientes la mayor parte de los culpables han sido policías vestidos de civil y los convictos liberados intencionalmente de la cárcel. Dos informantes de la policía fueron sorprendidos tratando de robar un banco en Alejandría. Al igual que en Túnez, el régimen ha tratado de dar el mensaje de que si cae será seguido por una mayor inestabilidad y el caos, para tratar de que la gente tolere de nuevo su existencia por temor.
Al igual que en Túnez, la gente ha organizado la protección de sus propios hogares y barrios, formando comités locales para patrullar las calles y de control de tráfico, armados con palos de madera y cuchillos. Aunque algunos de estos pueden estar en las áreas más ricas, está claro que están surgiendo elementos de "poder dual", cuando el estado ya no está en control total y las masas están empezando a reunir el poder en sus manos. Pero esta es una situación inestable que no puede durar indefinidamente, ya sea la clase obrera y la juventud se esforzará por tomar el poder, o la clase dominante se esforzará por volver a establecerse, como ya está tratando en Túnez, probablemente en torno a un nuevo régimen improvisado y a costa de más derramamiento de sangre.


Las masas ya no tienen miedo al régimen. Por el contrario, es el régimen - y todos sus patrocinadores ricos e internacionales - que temen a las masas. La policía antidisturbios, que no pudo reprimir las manifestaciones, fueron retirados de las calles y sustituidos por el ejército. Pero los soldados no mostraron apetito para activar sus armas sobre la multitud. Los manifestantes se subieron en camiones del ejército en la plaza Tahrir, en el centro de El Cairo, muchos se encaramaron sobre los tanques, abrazando a los soldados.

Llamado de clase

Un llamado de clase claro a las tropas como "trabajadores de uniforme, con un programa de lderechos democráticos y sindicales y la elección de la Mesa podría obtener una gran respuesta de las filas de las fuerzas armadas. Podrían estar convencido de que las horas del antiguo régimen están contados y que su lugar estaba junto a las masas trabajadoras - sus familias, parientes y amigos.
Aterrorizados ante tales acontecimientos, se ha informado que los generales del ejército, que están estrechamente vinculados a los intereses de las grandes empresas egipcias, han discutido en los últimos días "asesorar" para que Mubarak deje el poder. Es mejor mantener su máquina de estado, privilegios e intereses intactos, razonan, que el riesgo de que el movimiento de masas barra todo a su paso.
Pero la situación sigue siendo muy volátil y líquida. Al cierre del 30 de enero se informó que la policía antidisturbios había tomado posiciones de nuevo en algunas calles y que el ejército estaba en sus vehículos pesados blindados y con cañones de agua. Durante el día, aviones militares volaron amenazadoramente sobre la multitud en la Plaza Tahrir. Esto puede ser el ultimo lanzamiento de dados de Mubarak, en su intento de intimidar a las masas de vuelta a sus hogares. Este esfuerzo desesperado puede ser contraproducente, provocando aún más a las masas a la ofensiva hasta ganar sus objetivos. Varios cientos de manifestantes permanecieron acampados en la plaza Tahrir, en el centro de El Cairo en la madrugada del lunes, desafiando el toque de queda que ha sido extendido por el ejército. Una convocatoria de huelga general fue realizada por los sindicatos independientes el lunes 31 de enero y el Movimiento 06 de abril, dijo que planea tener más de un millón de personas en las calles de la capital El Cairo el martes.
En un desarrollo potencialmente muy importantes, los líderes sindicales independientes anunciaron el 30 de enero, la organización de la nueva Federación de Sindicatos Egipcios. La declaración instó a "la formación de comités en todas las fábricas y las empresas para protegerlas, defenderlas y establecer una fecha para una huelga general. Y para enfatizar que el movimiento obrero está en el corazón y el alma de la revolución de los pueblos de Egipto y su énfasis en el apoyo a los seis requisitos exigidos por la Revolución Popular de Egipto. Para enfatizar las demandas económicas y democráticas expresadas por el movimiento obrero independiente a través de miles de huelgas, paros y protestas de los trabajadores egipcios en los últimos años. "
Pero incluso si Mubarak logra forzar de nuevo el movimiento de masas mediante la sangre de cientos o más manifestantes, será una "victoria" pírrica y temporal. El viejo régimen ha terminado. Mubarak se irá, tarde o temprano. Tal vez será "aconsejado" por la fuerza por sus aliados en Washington para partir y un nuevo régimen sea improvisado, ya que temen las posibles consecuencias sociales y políticas si Mubarak insiste en aferrarse al poder más allá de su utilidad para el imperialismo y la clase dominante egipcia.
Mubarak se apoya en las clases dominantes de todo el mundo que se enfrentan el mismo problema. Él ha hecho de Egipto un buen lugar para ellos para hacer negocios, con la privatización, el pago de la pobreza y sin servicios públicos decentes.
Los derechos de los trabajadores, incluyendo organizarse en sindicatos independientes y de huelga para obtener mejores niveles de vida, se ven muy restringidos. Un día después de que comenzaron las protestas en el ’Día de la Policía ", el 25 de enero, Megawer Hussein, jefe de la servil, Federación Sindical controlada por el Estado egipcio, emitió un comunicado felicitando al Ministerio del Interior! Él ha tratado de detener cualquier manifestaciones sindical durante la última semana.
Bajo Mubarak, los derechos democráticos han sido cínicamente dejados de lado - la organización de los partidos políticos, a reunirse libremente y manifestar, y participar en elecciones libres a una asamblea con poderes reales para mejorar las condiciones de vida de los trabajadores y los pobres.


Hipocresía imperialista

El régimen ha sido el mayor receptor de ayuda de EE.UU. en la región, aparte de Israel, lo que ha financiado las fuerzas de seguridad monstruosas que se han utilizado contra los trabajadores y la juventud durante tanto tiempo. Egipto tiene un ejército enorme, 10 º en el mundo. Se han encontrado botes usados de gas lacrimógeno y balas de goma con marcas de EE.UU. - un ’regalo’ a las masas egipcias de imperialismo de EE.UU..
De repente, los gobiernos capitalistas occidentales están descubriendo la difícil situación del pueblo egipcio! Muchos están viendo estos acontecimientos revolucionarios en su conferencia en el centro turístico de lujo suiza de Davos, donde cenan y esquían con grandes banqueros e industriales.
La Secretario de Estado de EE.UU., Hiliary Clinton, quien describió el régimen egipcio como "estable" hace apenas unos días, ahora pide "una transición ordenada" del poder. El Presidente Sarkozy de Francia, la canciller alemana Merkel y el primer ministro británico Cameron emitieron una declaración conjunta: "El pueblo egipcio tiene quejas legítimas y un anhelo de una paz justa y mejor futuro. Instamos al presidente Mubarak para embarcarse en un proceso de transformación que debe reflejarse en un gobierno de amplia base y en elecciones libres y justas "Cameron y Obama -. Que previamente respaldaron al déspota Mubarak a capa y espada - no dejan de llamar a los manifestantes a abstenerse de "violencia" - como si las masas egipcias, arriesgando sus vidas para resistir el régimen asesino, están en el mismo nivel de igualdad como la policía antidisturbios fuertemente armados!
Irrisoriamente, el rey Abdullah de Arabia Saudita dijo que su gobierno, “ declara que se encuentra con todos sus recursos con el gobierno de Egipto y su pueblo." El gobierno egipcio y el pueblo son completamente opuestas entre sí, pero no hay duda qué lado apoyan el Rey y los otros gobernante corruptos de la región.
La rica élite egipcia y potencias amigas imperialistas ahora nerviosamente miran hacia el futuro y se preguntan que pueden hacer para proteger sus intereses en Egipto. Gamal Mubarak, las posibilidades de seguir los pasos de su padre y convertirse en el próximo presidente están a menos de una tormenta de nieve que cae en la plaza Tahrir. nombramiento de Mubarak de su Jefe de Seguridad Interna, de 74 años, Omar Suleiman, como vice-presidente, no ha convencido a nadie que el régimen va a reformarse. Sulieman no es demócrata. Él tiene un registro de la brutal opresión de los musulmanes partidarios de la Hermandad y otros opositores. Ya las calles de El Cairo están llenas de manifestantes denuncian su nombre.
Nada menos que el despido de todo el Partido Nacional Democrático satisfacerla a los manifestantes. Eso dejaría un vacío enorme de poder político, que las fuerzas pro-capitalistas que se apresuraran a tratar de llenar. El "Gobierno provisional" puede ser improvisado con varios líderes de los partidos de oposición pequeños, como Ayman Nour de Ghad y Mahmoud Abaza del Wafd. Los líderes del Tagammu, que fue una vez un partido obrero, posponen la idea del socialismo hasta que el futuro oscuro y lejano, tras el espejismo de una democracia capitalista estable se desarrolle. Pero la historia del siglo 20 en Egipto y en la región muestra que la verdadera democracia y el cambio del nivel de vida no pueden ser satisfechas por la reaccionaria clase dominante capitalista "nativa" o sectores de ella. El vinculo interminable de la izquierda y los movimientos populares con la llamada "progresistas" burguesía nacional llevó a los reveses, las traiciones y la derrota de las masas en un país tras otro. Ninguno de los partidos pro-capitalistas en Egipto hoy en día tienen apoyo de las masas y ninguno pondrá a prueba la causa fundamental de la vida desesperada de los trabajadores egipcios y los jóvenes - el sistema capitalista.
Mohammed el-Baradei, se apresuró a Egipto desde su casa en Austria después de que comenzaron las protestas, sólo unos pocos partidarios fueron a saludarlo en el aeropuerto. "Queremos construir un nuevo Egipto, basado en la libertad, la democracia y la justicia social", dijo. "La demanda principal es que el presidente Mubarak anuncia claramente que él va a renunciar, o que no va a presentarse de nuevo." El-Baradei, no es firme en la necesidad de que Mubarak, se vaya!
El más grande movimiento político organizado, la Hermandad Musulmana, también se abstuvo de apoyar las protestas en un primer momento, a pesar de que su sección juvenil dió finalmente el apoyo al Día de la Ira, el 25 de enero. Al día siguiente, la Hermandad hizo una declaración "sobre la importancia de la cooperación entre todas las fuerzas políticas y partidistas para mantener una política nacional unificada." El 30 de enero, Essam El-Eryan, un importante miembro de la Hermandad, dijo que los "grupos políticos dan su apoyo a el-Baradei, para negociar con el régimen. "
Cuando miembros de la Hermandad Musulmana corearon: "Alá Akbar", la multitud los detuvo, gritando más fuerte ", musulmanes, cristianos, todos somos egipcios.", Dijo un estudiante de 22 años en El Cairo, The Guardian, "Esto es una revolución sin individuos dirigentes, el pueblo egipcio es lo principal. Esto no tiene nada que ver con el-Baradei, o la Hermandad Musulmana o cualquiera de los demás partidos políticos, que están ausentes. Estamos todos los egipcios, y estamos de pie juntos. "(28.1.11) Los trabajadores y la juventud no puede tener confianza en cualquiera de estos políticos para defender sus intereses. Su objetivo es mantener el sistema capitalista que causa la pobreza y la represión.


Alternativa de la clase trabajadora

Cada vez más es evidente que los días de Murabak están contados. A última hora del 30 de enero, después de las conversaciones entre el presidente Obama, líder británico Cameron y el rey Abdullah de Jordania, el gobierno británico anunció: "El primer ministro y el presidente Obama se unieron en su opinión de que Egipto, ahora necesita un amplio proceso de reforma política, con un transición ordenada, liderada por Egipto que conduzca a un gobierno que responda a las quejas del pueblo egipcio y sus aspiraciones de un futuro democrático ". Su hablar de un cambio "ordenado" significa uno que cautele los intereses del imperialismo y la continuación del capitalismo, y que tratará de lograr esto usando el-Baradei, o alguna otra figura a la cabeza de una transición, pero pro-capitalistas..
El hecho de que la revuelta de masas ha demostrado claramente que las demandas de la clase predominan, y no de división por ideas religiosas, es muy significativa y progresiva. Esto demuestra el potencial de una alternativa socialista de la clase obrera, encabezando a los oprimidos. Pero esto debe ser construido y en su defecto, otras fuerzas, incluyendo la Hermandad Musulmana, a pesar de su retórica pro-capitalista, puede empezar a hacer grandes ganancias, aprovechando el vacío político.
Para evitar que diferentes políticos capitalistas o los generales del ejército sustituyan al moribundo régimen de Mubarak, los trabajadores y los jóvenes deben organizar su propia alternativa. Comites democraticos en los lugares de trabajo y los barrios, que organizen la seguridad y que, uniéndose a nivel urbano, regional y nacional, sentarían las bases para un gobierno de los trabajadores y los pobres, la alternativa real al gobierno de las élites militares y capitalistas.
Al Jazeera informó que el 29 de enero 1700 trabajadores públicos en Suez habían ido a una huelga indefinida exigiendo expulsión de Mubarak. Este es un desarrollo muy significativo que debe ser emulado a través de Egipto. La convocatoria de una huelga general por los manifestantes se hizo el 30 de enero por "los sindicatos independientes de trabajadores egipcios en la recolección de impuestos de bienes raíces, los jubilados, los profesionales técnicos y representantes de las áreas industriales más importantes de Egipto". De hecho, una huelga general se necesita, uniendo todos los sectores de las clases obrera y media con los jóvenes y las protestas callejeras. Las protestas el 30 de enero, al comienzo de la semana de trabajo de Egipto, muestra el apoyo enorme potencial para una huelga. En efecto, dicha acción decisiva – paralizaría y todo el país organizado democráticamente a través de comités vinculados local, regional y nacional en los lugares de trabajo, colegios y otros lugares - ya podría haber visto la caída de Mubarak y su régimen.


"Túnez-ami" de la lucha popular de masas

El derrocamiento de Mubarak del poder sería un gran paso adelante para los trabajadores egipcios. Pero por sí sola no será suficiente para satisfacer sus necesidades y aspiraciones de clase para un mejor nivel de vida. Un programa socialista de nacionalización de todas las grandes corporaciones y los bancos bajo control democrático de los trabajadores sentaría las bases para la planificación del uso de los recursos de Egipto para satisfacer las necesidades para todos los que se les niega una vida digna en el régimen corrupto y cruel de Mubarak. El potencial de un movimiento de masas en toda la región que puede ganar los derechos democráticos y lograr un cambio social radical está indicada por el fuego que encendió la revolución de Túnez. Los déspotas del norte de África y Oriente Medio están aterrorizados por las protestas y masivas manifestaciones nacionales ya se están produciendo en el Yemen, Sudán, Jordania, Siria, Libia y otros países. Un régimen tras otro se ve obligado a correr a hacer concesiones a las masas en agitación, en particular sobre los precios de los alimentos. Pero esto no va a salvarlos de la avalancha y las consecuencias de la "Túnez-ami" de la lucha popular de masas por verdaderos derechos democráticos y una transformación de las condiciones de vida.
Los socialistas celebran el levantamiento de masas que se desarrolla en Egipto y que se están desarrollando en toda la región, que es una refutación concluyente de todos los cínicos y los apologistas del sistema que sostuvieron que las masas trabajadoras no resistirían, y mucho menos tomarían acciones revolucionaria! Las masas árabes están tomando en sus propias manos, la eliminación de los "tiranos nativos" aliado con las potencias imperialistas occidentales, en primer lugar en Túnez y que hay que seguir, tarde o temprano, en Egipto y en otros lugares. No van a aceptar los dictados de los déspotas locales y el imperialismo. Estos son movimientos de inspiración para la gente trabajadora y la juventud en todas partes. Los Socialistas llaman a los trabajadores a nivel internacional a tomar acciones de solidaridad con las masas egipcias hasta que se hayav quitado Mubarak y sus compinches del poder!