Chile - El gobierno de Piñera prepara fuerte ataque contra los trabajadores.



En el año 2011 los trabajadores chilenos estaremos bajo un fuerte ataque, el gobierno de Piñera se esta preparando para llevar a cabo una serie de “reformas” para terminar de privatizar todo lo que no pudo llevar a cabo la dictadura y luego los gobiernos de la Concertación.

Según Sebastián Piñera el 2011 será el año de las “transformaciones”, estos cambios apuntan a terminar o reducir lo mas posible la educación pública, buscando su total privatización y entregándola al lucro de los empresarios privados, la “reforma” enviada por Lavín fue rápidamente aprobada en la Cámara Baja, los diputados de la Alianza y la Concertación ya aprobaron una mayor privatización de la educación.



En el caso de la salud, el proceso de una mayor privatización ya empezó, enormes cantidades de recursos están siendo traspasados a las clínicas privadas, vía bono auge, que es una forma mañosa de ocultar la privatización, lo que ahora viene es el aumento de la cotización que cada trabajador debe destinar de su salario a la atención de salud, como mínimo este pasara de un 7 a un 8% durante este año.

Los empresarios quieren la privatización total del Agua.
Luego vienen las privatizaciones que no pueden camuflar de ninguna manera, como es caso de la venta de las acciones que todavía tiene el Estado en las empresas del agua (sanitarias), igual el gobierno ha dado todo tipo de justificaciones para su privatización, la reconstrucción, invertir en Codelco, luego para el Metro. Pero la verdadera razón es que quieren continuar con el saqueo de las empresas del Estado (que son de todos los chilenos) y traspasárselas a sus compadres y amigos empresarios, igual como se hizo bajo la dictadura, supuestamente el Estado recibiría U$ 1600 millones dólares por la venta por las acciones de las sanitarias, un total absurdo dado que hoy recibe U$150 millones de dólares cada año, o sea, en 10 años estaría recibiendo la misma cantidad de dinero ¿Quien gana con esto? Únicamente los empresarios.
Esta es la forma en que la mayoría de los empresarios chilenos se hicieron millonarios bajo el régimen militar, saqueando los recursos que eran de todos los chilenos y traspasándolos a sus arcas privadas, la mayor rapiña fue realizada bajo la dictadura, pero esta política también prosiguió bajo los gobiernos de la Concertación.

Reducir a la mínima expresión el Estado.

Hemos sido testigos de los despidos masivos de trabajadores estatales, esta política sera incrementada durante el año 2011 y no solo contra los que trabajan en los ministerios, sino que también afectara a empresas como Codelco, donde serán despedidos un 15% de los trabajadores de su actual dotación, en Enap serán cesados otros 530 trabajadores, la misma política continuara en la Casa de Moneda, en Correos de Chile, en Efe (ferrocarriles) y lo mismo ocurrirá con los trabajadores de La Nación.
El objetivo en todos los casos es privatización, en el caso de Codelco, es reducir esta empresa estatal, para que mayores sectores de la producción de cobre pasen a manos privadas, o sea, a las manos de los empresarios que hoy controlan el gobierno.

Los empresarios buscan reducir aún más los derechos de los trabajadores.

Los empresarios no conformes con los enormes niveles de explotación y desigualdad que existen en Chile, quieren que “su gobierno” implemente mayores niveles de flexibilidad laboral, pero los trabajadores debemos entender que las “reformas” que apuntan básicamente a terminar con la indemnización por años de servicio y modificar las jornadas de trabajo, que quiere aprobar el gobierno de los empresarios, apuntan a mayores niveles de precariedad y explotación laboral.

Los trabajadores debemos movilizarnos para frenar el abuso patronal.
Los estrategas del gobierno de derecha han definido el año 2011 como el último año en que es posible llevar a cabo ataques contra los trabajadores, dado que este sera el último año en el que no abran elecciones y como saben que sus reformas son impopulares deben realizarlas ahora sino quiere pagar un alto costo político en un año de elecciones. El año 2011 es el “año decisivo” para las reformas que quiere implementar la derecha chilena, como lo ha definido uno de los analistas “Ha llegado el momento de bajar los naipes y demostrar en qué consiste un gobierno del sector y qué es capaz de hacer en temas candentes”, en otras este es el momento de arrasar con los pocos derechos que todavía conservan los trabajadores.

Es necesario organizar una Huelga General.

A esta altura no basta con que los trabajadores nos preguntemos ¿Ahora quien podrá defendernos? lamentablemente el Chapulín Colorado también esta del lado de los empresarios, al igual que los partidos de la Concertación.
Los trabajadores solo podemos confiar en nuestra propia fuerza y en la unidad de todos los asalariados para defender nuestros derechos y para esto contamos con un arma formidable, aunque muy poco utilizada en las últimas décadas, que tiene que ver con la necesidad de organizar una Huelga General del conjunto de la clase trabajadora. Debemos demostrar quienes son los únicos que realmente producen la riqueza en esta sociedad y que por lo tanto tenemos pleno derecho a vivir en mejores condiciones de las que hasta ahora nos condena el abuso empresarial.

Celso Calfullan
Socialismo Revolucionario CIT en Chile)