10° Congreso Mundial del CIT, ORIENTE MEDIO, Documento no. 3

10° Congreso Mundial del CIT
ORIENTE MEDIO.
Documento N° 3


1.       La crisis del imperialismo y el rol desnudo del imperialismo se manifiestan gráficamente en Oriente Medio. La región está infestada por la ocupación militar imperialista, la opresión nacional a los palestinos, kurdos y otros, regímenes dictatoriales, corrupción endémica, divisiones sectarias, religiosas, nacionales y étnicas, pobreza masiva y desempleo, crisis económica y unas condiciones de vida cada vez peores. Sobre la base del capitalismo y el imperialismo, nuevas guerras y conflictos están asegurados en la región. Un referéndum en Sudán, el próximo enero, que atañe a la mayoría de los africanos negros, cristianos y animistas al Sur del país que se quieren escindir del Norte dominado por Árabes y Musulmanes amenaza con llevar a un nuevo conflicto sangriento (2,5 millones murieron en la última guerra civil del país).
2.       Sin embargo la resistencia masiva al autoritarismo y el deterioro de condiciones de vida es también un rasgo cada vez más pronunciado en el Oriente Medio, como pudo verse en 2009 en los movimientos masivos de oposición en Irán. De forma más significante para el CIT, el último periodo ha visto un aumento de las luchas y esfuerzos de los trabajadores para organizaciones masivas independientes de trabajadores en Egipto, Turquía, Líbano, Argelia y otros lugares. En Egipto el movimiento de trabajadores intensificó sus fuerzas los últimos cuatro años en condiciones de ley marcial y opresión. En Turquía 250.000 personas tomaron las calles el primero de mayo del 2010 en la plaza Taksim de Estambul –la primera vez en 33 años- continuando con la lucha heroica de los trabajadores de Tekel. Estos hechos muestran luchas masivas de trabajadores futuras por toda la región, que pondrán en marcha la construcción de un fuerte movimiento independiente de los trabajadores y la formulación de una alternativa socialista y de clase, alternativa al sistema actual. 


Economía
3.       La actual crisis económica mundial tendrá un efecto devastador en las condiciones de vida de millones de personas en Oriente Medio. Incluso antes de la crisis alrededor del 23% de la población de la región vivía con menos de 2$ al día y 6 millones con uno o menos de 1 $ al día. Mientras las ramificaciones de la crisis financiera mundial en los principales bancos de la región eran profundas, un actuar más conservador de las instituciones financieras de la región durante los años del boom significó que la región no había sido golpeada tan duro como en el Occidente, al menos en las primeras fases de la subsiguiente crisis. Las 18 economías que maquillan Oriente Medio y el Norte de África (OMNA) salieron bastante mejor paradas que EEUU, que vio caer su producción en un 2,4% en 2009, y que Europa donde se contrajo un 4,1% el año pasado. Sin embargo el resultado económico varió ampliamente entre los productores de petróleo en el Oriente Medio y los no productores.

4.       Algunos países pobres en recursos naturales han visto un crecimiento reciente. Segundo, sólo detrás de Qatar en términos de crecimiento económico, se encuentra el Líbano cuyo PIB aumentó un 9% en 2008 y 2009 y se pronostica que el país aumentará en un 8% en 2010. Pero estas cifras son engañosas. El Líbano está luchando para erradicar una montaña de deudas que representa el 148% del PIB, la tercera deuda pública más alta del mundo. Los economistas también advierten de un posible colapso en la burbuja del sector inmobiliario.
5.       La profunda caída en los precios del petróleo, de 145$ el barril en julio de 2008 a menos de 40$ el barril a principos del 2009 causó una ralentización de las economías de los seis países productores de petróleo en la región, conocidos como el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG). El PIB total combinado de los países del CCG (Barín, Kuwait, Omán, Qatar, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos) que incluye algunos de los principales productores de petróleo del mundo, cayeron un sorprendente 80% del 2008 al 2009. Los países del CCG se vieron obligados a aumentar el gasto del estado para tener déficits presupuestarios.
6.       Mientras se espera que los países del CCG se recuperen debido al aumento de los precios del petróleo, no es una imagen uniforme y el incremento general está minado por varios factores. Se prevé que los Emiratos Árabes Unidos se queden atrás de sus compañeros del Golfo, debido a la estancada economía de Dubái, tras el espectacular colapso del boom inmobiliario. La continuada “aversión al riesgo” del sector bancario y la precaución entre los consumidores está amenazando la recuperación de la economía en el CCG.
7.       La grave crisis económica del 2000-2002 en países como Israel o Turquía anticipó la actual crisis económica global y llevó a un enfoque más prudente respecto a la des-regulación de los sectores financiero y bancario en esos países. Los efectos de la crisis económica mundial desde 2007 han sido, hasta ahora, relativamente limitados en Oriente Medio (aunque para la mayoría de la población no ha habido una mejora en sus condiciones de vida). Los paquetes de estímulo en los principales países capitalistas tuvieron un efecto en la región. La “recuperación” ayudó a los países exportadores de petróleo y otras economías regionales. Israel, en particular, es ayudado gracias a sus contactos en EEUU y Europa. Pero la economía en la región, como un todo, sigue anémica y muy vulnerable a la continuada crisis global. La “doble caída” en la economía mundial o el escaso crecimiento, las guerras de moneda y el proteccionismo en aumento pondrán de manifiesto desastres para el Oriente Medio. Arabia Saudí ya se ha unido a otros países imponiendo nuevas medidas proteccionistas.

Desempleo masivo
8.       La crisis económica pone de manifiesto las contradicciones de la excesiva confianza en las reservas de hidrocarburos de Oriente Medio. Muchas de las economías de la región están basadas eminentemente en el petróleo y han fracasado en diversificar y aumentar las condiciones de vida. El elevado desempleo resultante es un rasgo constante en toda la región y una bomba de tiempo social. Más del 30% de los 350 millones de habitantes estimados en la región tienen entre 15 y 29 años, y el desempleo entre este grupo de edad es del 28%. Oriente Medio tiene los índices más altos de desempleo juvenil del mundo y dos tercios de la población tiene menos de 24 años. El Banco Mundial predice que será necesario crear 100 millones de puestos de trabajo en la región durante los próximos 20 años sólo para acomodar a aquellos que están buscando incorporarse al mercado laboral por primera vez.
9.       El desempleo masivo ha alimentado el creciente descontento de las masas y tensiones sectarias por toda la región. En los países del Golfo en particular, los musulmanes chiitas son una minoría ampliamente discriminada en los Estados regidos por los suníes. Esto lo acrecentan las preocupaciones de las élites dirigentes sobre un aumento de la influencia chiita en Irak, la pretensión de Irán de convertirse en el poder dominante de la región y la fuerza relativa del Hizbollah chiita en el Líbano. Jugando la carta del “divide y vencerás”, las autoridades de Kuwait, Arabia Saudí y Barín, han tomado en los meses recientes medidas enérgicas contra la población chiita, que están reclamando más derechos.

Irak
10.   Las divisiones sectoriales también encuentran su expresión en el fracaso de meses de intentar formar un nuevo gobierno en Irak tras las elecciones de marzo del 2010. Tras 30 años de dictadura, guerra, sanciones, invasión imperialista y ocupación, insurgencia y guerra civil sectaria (con los EEUU guardando la espalda de las mayorías chiitas), Irak ha alcanzado hoy una macabra forma de estabilidad, con niveles de alta violencia persistentes y un estado disfuncional enormemente corrupto. La situación de seguridad permanece grave, con más bajas civiles en Irán que en Afganistán. Este año se ha recrudecido la violencia, con más de 700 víctimas, mayormente seguridad personal, asesinadas mediante asesinatos selectivos. La muerte política a la cabeza, la continuada ocupación imperialista y condiciones de vida atroces están alimentando la ira de las masas, la oposición violenta y el sectarismo. Bagdad está marcada por 1.500 checkpoints, así como calles cortadas por millas de paredes de cemento. Las atrocidades sectarias han vuelto, con cifras record de cristianos y chiitas masacrados en Bagdad en las primeras semanas de noviembre del 2010. Desde la invasión de 2003 dirigida por EEUU, la población cristiana ha bajado de 1 millón a 500.000 y ahora un éxodo de esta minoría es más que probable. Sin mucha sorpresa, pocos de los 2 millones de refugiados iraquíesen Jordán y Siria están preparados para arriesgar su vida volviendo a casa. Otro millón y medio que escaparon de sus casas durante los pogromos del 2006 y 2007 son personas internamente desplazadas, muchas de las cuales tienen que vivir en campamentos miserables (a los que se une ahora un número creciente de refugiados por motivos económicos de Irak, incluyendo pequeños granjeros empobrecidos).
11.   Irak es descrito de forma cada vez más similar al Líbano, donde cada comunidad étnica o sectaria quiere un pedazo de poder y recursos. Las reservas de petróleo no explotadas del país están entre las más grandes del mundo y se calcula que sus exportaciones de crudo se van a cuadriplicar en la próxima década. El dinero del petróleo asciende a 60 billones de dólares en reservas de petróleo anuales que el aparato del Estado puede distribuir, sobre todo en salarios de las fuerzas de seguridad y la burocracia civil. El “Centro Suní” de Irak teme una “reactivación chiita” –cerca del 40% del petróleo del país rodea la ciudad chiita de Basra en el sur.

12.   Irán está esperando hacer un pacto (que también incluya a Siria y la Hezbollah del Líbano) entre Nouri al-Maliki de Iraq, que quiere ser el Primer Ministro del segundo periodo, y Moqtada al Sadar, líder chiita iraquí. EEUU ha fracasado, hasta el momento, en juntar un gobierno alternativo. Un oficial anónimo de Occidente, dijo que un gobierno de Maliki para el segundo periodo bajo los términos de Irán, serían “nada menos que una derrota estratégica” para el imperialismo americano, tras una guerra de siete años que costó más de 600 billones de dólares, alrededor de 4.425 bajas de tropas americanas y más de 30.000 heridos. No hay siquiera un intento de las fuerzas de ocupación de tener cifras exactas documentadas sobre las muertes civiles como resultado directo del conflicto. Las estimaciones varían desde 100.000 a 600.000. cualquiera que sea la cifra exacta, todavía asciende a una matanza masiva de iraquíes inocentes.
13.   A pesar de que Obama retirara tropas de Irak, EEUU mantendrá al menos 40.000 tropas, haciendo un cordón de bases militares americanas y armando enormemente el Estado Iraquí. Pero armar la milicia iraquí en una situación de divisiones nacionales, regionales y sectarias está lleno de peligros. Un consejero militar norteamericano, David Kilcullen, advirtió el año pasado que Iraq estaba siendo testigo de “las clásicas condiciones para un golpe de Estado militar”. Como fue puesto de manifiesto por el CIT, un resultado de la invasión y ocupación es la posible creación de un número de dictadores tipo Sadam.

Balance regional de fuerzas
14.   La invasión liderada por EEUU de Iraq avivó tensiones en Oriente Medio y debilitó la posición de los regímenes más pro-yanquis. Esto fue reforzado por la ira popular sobre los ataques militares de Israel al Líbano en 2006 y Gaza en 2009, comandos israelíes atacaron un barco que transportaba ayuda humanitaria a Gaza en 2010, y la creciente presión a los palestinos. Las élites dirigentes de regímenes pro-occidentales, como Jordania, Egipto y Arabia Saudita, que son vistos por las masas árabes como cómplices de la opresión, cada vez son más odiados por su propia gente. La familia dirigente Hashemite, en Jordania, ha cambiado deliberadamente las circunscripciones electorales el pasado noviembre, para las elecciones parlamentarias, asegurando que se diera una mayor representación a las circunscripciones rurales poco pobladas en vez de las urbanas, densamente pobladas, donde los jordanos de Palestina dominaban originalmente.
15.   Las consecuencias de la invasión de Irak cambió el balance de fuerzas en la región, con Irán y el denominado “arco chiita” reafirmados. Además, con una población de 72 millones y las segundas fuerzas armadas más fuertes de la OTAN, después de EEUU, Turquía es un poder regional creciente y pretende jugar un rol protagónico en Oriente Medio. El régimen imperante del AKP utiliza la posición estratégica vital del país para mantener el equilibrio entre las regiones y el poder tanto local como global.
16.   Como fue puesto de manifiesto en el documento Relaciones Mundiales, el imperialismo no puede imponer desde afuera una solución duradera ni en Irak ni en Afganistán. Desde el record de los años de política exterior de Bush, el carácter de la intervención impereliastia estadounidense ha tenido que cambiar. EEUU es todavía, de lejos, la principal fuerza militar y continuará interviniendo para salvaguardar sus intereses económicos y estratégico-militares. Un ataque de EEUU a Irán, posiblemente con la ayuda de Israel (o un ataque de Israel “solo”), todavía es una posibilidad. Las repercusiones sociales, políticas y militares de un ataque de este calibre serían enormes, tanto en la región como alrededores. Al principio, un ataque de Israel-EEUU causaría un resurgimiento de la atrocidad nacionalista y también un aumento espectacular del nacionalismo árabe, el anti-imperialismo y el sentimiento anti-israelí en toda la región. Las guardias revolucionarias iraníes y los aliados regionales de Teherán, como Hezbollah, podrían tomar acciones militares como represalia. Bajo la enorme presión de sus propias poblaciones, Irán y los países árabes productores de petróleo podrían temporalmente bajar o limitar sus exportaciones de crudo, añadiendo otro giro desestabilizador a la crisis económica mundial.

Yemen y Somalia
17.   EEUU está cada vez más embrollado en Yemen y Somalia, sin ninguna perspectiva para resolver estas crisis. El banco norteamericano juega el rol de moderador en el régimen islamista de Sharif Ahmed, en Somalia, quien impone la ley Sharia, a pesar de que su mandato se reduce a unas pocas calles de mala muerte en la capital (Economista, Londres, 18/09/10). En realidad grandes franjas del sur y el centro de Somalia están controladas por el Shabab la milicia islámica (“joven”). Cerca de 20.000 civiles han huido de Mogadishu este año debido al conflicto y varios miles han sido asesinados o heridos. EEUU está queriendo invadir el país, tras su desastrosa intervención en 1993, pero incluso una política estadounidense más agresiva podría fracasar, convirtiendo a Somalia en el nuevo “caldo de cultivo de la yihad global”.
18.   Al-Qaida, con base en Yemen, en la península arábiga (AQAP en inglés), es considerada ahora por la inteligencia británica como una tremenda amenaza, al igual que aquella que emana de Pakistán y Afganistán. No es difícil entender por qué Yemen se ha convertido en un punto de referencia para los yihaidistas. El país  más pobre de todo Oriente Medio, Yemen, donde cerca de la mitad de la población sobrevive con menos de 2 dólares diarios, se ubica entre algunos de los estados más ricos del mundo, incluyendo Arabia Saudí. El petróleo de Yemen suma el 90% de sus exportaciones, y tres cuartas partes de sus ingresos, pero se estima que el simple hilo de “oro negro” se agote en el 2017. El desempleo alcanza el 35% y su población de 23 millones, la mitad de la cual tiene menos de 24 años, se va a duplicar para el año 2035. Bajo el régimen cleopátrico del Presidente Abdullah Salih, Yemen ha sufrido conflictos separatistas en el norte y en el sur. El Presidente Salih utiliza la amenaza de Al-Qaeda y la “situación de seguridad” para dar caza, despiadadamente, a la oposición separatista del sur y para llamar a un apoyo creciente de Gran Bretaña y EEUU. No queriendo mandar tropas a otro potencial lodazal militar, EEUU ha enviado 300 millones de dólares para un uso “mitad para el desarrollo, mitad militar” en el régimen de Salih. Los reportajes de prensa claman que la Casa Blanca está preparando aumentar su intervención de “operaciones especiales” en Yemen, incluyendo más ataques militares estadounidenses. Sin embargo los “yihaidistas” tienen menos apoyo en el sur de Yemen. De hecho la mayoría de los yemenís “se preocupan mucho más por la tierra y el dinero que por la religión o ideología” (El Observador, Londres, 31/10/10).
19.   En el contexto de un recrudecimiento de las penurias económicas, el vacío de poder a la cabeza de los movimientos de masas, la putrefacción de la burguesía colonial y el anti-imperialismo retórico de los políticos islamistas, el diverso fenómeno del Islamismo político y el terrorismo, continuarán teniendo éxito entre las capas más alienadas de la población en la región. Pero las masas también aprenden de sus amargas experiencias con el ala de derechas radical y político del Islam, como muestran la oposición masiva a las reglas del Mulá en Irán y la extensa repulsión a las atrocidades sectarias de Al-Qaeda en Irák. El desarrollo de luchas masivas de trabajadores y la radicalización de clase verán desarrollarse ideas anticapitalistas y socialistas y actuar como un fuerte foco de atracción de votos de las masas, así como una tendencia que retiene el Islam y el terrorismo político reaccionario. Como este proceso no estará exento de dificultades y probablemente verá el desarrollo de tendencias más amplias y confusas, tales como el pan-arabismo anti-imperialista y el pan-islamismo, las poderosas luchas de clases sentarán el terreno para el resucitar de las ideas de clase y socialistas que una vez tuvieron fuerza en la región. Es una de nuestras tareas en este proceso ayudar a los movimientos de trabajadores a sacar lecciones de los errores y traiciones de los antiguos líderes de los partidos comunistas y otras organizaciones de masas.

Palestina and Israel
20.   Para el circo de los medios de comunicación, el presidente Obama convocó nuevas “conversaciones de paz” entre el Primer Ministro Israelí Netanyahu y el lider palestino Abbas en septiembre del 2010. El propósito de las conversaciones, denominado “acuerdo entre dos estados”, consistiría en mantener las lineas de partición de 1967, donde Israel tendría cerca del 80% del territorio, además de parte del West Bank. A los palestinos se les daría un territorio pequeño e inviable, sin derecho al regreso de los refugiados. Netanyahu ha dejado claro que Jerusalén continuará bajo el control de Israel y no será una capital compartida, y que cualquier estado palestino será patrullado por policía israelí.        
21.   Sin ninguna duda, a la administración de Obama le gustaría que se conformara un trato –a costa de los palestinos, por supuesto- para aumentar y fortalecer los intereses estadounidenses, incluyendo la posición a largo plazo de Israel, su mayor aliado en la región. Netanyahu, sacudido por las diversas facciones del gobierno de coalición israelí, incluido el ala de ultra derecho de los colonos, y dentro de su propio partido, el Likud, no está preparado para cumplir con los deseos norteamericanos en este momento. Sin embargo Netanyahu, podría ceder finalmente a la presión estadounidense, respaldada por secciones de las clases israelíes dominantes, que temen las consecuencias de las tendencias demográficas, así como la situación regional e internacional del capitalismo israelí.
22.   La clase dominante israelí está encerrada en una trampa. Temen el “periodo de boom demográfico” que podría finalmente ver a la creciente población palestina de Israel convertirse en mayoría. El Ministro de Seguridad israelí, Barac, expresó el problema que enfrenta la clase dominante en septiembre del 2010: “mientras en este territorio al este del río Jordán haya solo una entidad política llamada Israel, va a ser “no judía” o bien “no demográfica”. Continuó, “si los palestinos que viven en el West Bank pudieran votar en las elecciones de Israel en el futuro entonces éste se convertiría en un estado bi-nacional. Por otro lado, si los palestinos no pudieran votar entonces nos convertiríamos en un Estado de apartheid... las alternativas nos obligan a conformar una frontera estatal que contenga una mayoría judía, y al otro lado un Estado Palestino”.
23.   La clase dominante israelí está atemorizada de que cualquier concesión a las masas palestinas solo reforzaría la lucha contra la opresión. Pero yendo hacia una represión estatal tendría en última estancia el mismo efecto.
24.   El auge del neo-liberalismo en Israel fue decisivo para aplastar el apoyo tradicional de base de los principales partidos políticos de la clase dominante, culminando finalmente en el colapso total del bando “sionista de izquierda”.  El gobierno de Netanyahu, enfrentado a la crisis histórica del sionismo como tal, está obligado, incluso más que gobiernos anteriores, a apoyarse en el fuerte nacionalismo israelí y la militarización, así como en la islamofobia y el racismo anti-árabe. Esto ha llevado a la inclusión de partidos alejados de la derecha en el gobierno y a su creciente influencia en los principales partidos tradicionales de la clase dirigente. Esto significa que estos partidos son herramientas menos fiables en su actuar por los intereses de la clase dirigente.
25.   Las conversaciones Israel-Palestina se encuentran paradas tras la reactivación de la construcción de “asentamientos” en tierra Palestina el 27 de septiembre. Incluso si Netanyahu, bajo la presión intensa de los EEUU, puede pacificar el ala derecha por bastante tiempo para que las “charlas” se mantengan vivas (incluso dejando que el partido “Kadima” entre la coalición) la clase dominante israelí cederá lo mínimo posible y asegurará que no haya ningún desarrollo de un estado palestino verdaderamente independiente.

26.   Entre la población judía, una capa especialmente entre jóvenes, se siente repelida por la política de Netanyahu y la derecha extrema y está empezando a entrar en oposición abierta. Aunque todavía son pocos, esta tendencia es significativa.

27.   Mientras que el nacionalismo sionista está utilizado para obstaculizar la lucha de clase, particularmente luchas unidas que pueden superar la división nacional, resistencia importante de la clase trabajadora han tenido lugar en Israel durante los últimos años. Una huelga masiva de profesores de colegio, que desafió el gobierno en 2007, culminó con una movilización de 100.000 maestros, estudiantes y simpatizantes en una manifestación de solidaridad, donde el ejecutivo del sindicato se vio forzado por el ánimo de las masas a llamar por una lucha amplia por un “estado de bienestar”. Incluso la federación sindical Histadrut ha crecido en miembros desde el año 2006. Entre 1996 y 2004, la dirección anterior de Histadrut fue forzada a dirigir las huelgas más grandes en la historia de Israel. Después del derrocamiento de estos batalles, la nueva dirección ha podido imponer un silencio industrial desde el 2005 sin precedente (el sindicato de maestros de colegio no forma parte de Histradut). Han hecho pactos horribles con los jefes y el gobierno, bajo el pretexto de la “responsabilidad nacional”. Sin embargo, tal como ya indican unos ejemplos pequeños pero significativos de la burocracia siendo forzado a movilizar las bases para bajar su rabia (en algunos casos debido a la influencia de la nueva organización de trabajadores – ´Poder a los Trabajadores´ - que el CIT ayudó a establecer y construir), inevitablemente el silencio industrial terminará y el control de la burocracia se disminuirá. Esto será el caso especialmente cuando la economía israelí sienta el impacto de la recesión, que puede ser más agudizado que la última recesión en el principio de 2009. Para ganar las batalles futuras en contra de los jefes, los trabajadores israelís tendrán que adoptar un programa de solidaridad y lucha unida entre trabajadores judíos y árabes. Esto implica el fin del la agenda de la élite dominante de opresión nacional, ocupación, los asentamientos colonizadores y la agresión militar en contra de las masas de la región.

28.   Por el momento, la ´dirección´ inescrupulosa de la Autoridad Palestina, bajo la presión de la administración estadounidense, todavía está intentando desesperadamente mantener las conversaciones, igual que la Liga Árabe pasiva. La realidad es que la ronda actual de conversaciones no se dirige a ningún avance. Mientras que un grado muy limitado de ´auto-gobierno´ para los Palestinos podría darse, en algún momento, - incluso la declaración de un llamado “estado palestino” – sobre la base del capitalismo y el imperialismo ninguna solución duradera o profunda puede ser encontrada con respeto a la cuestión palestina y tampoco habrá paz en la región. Además, tal declaración podría servir como pretexto de un incremento de represión en contra de los Palestinos que viven en Israel o un nuevo ataque militar en contra de Hamas en Gaza, donde un millón y medio de personas siguen siendo sitiadas brutalmente, con niveles enormes de pobreza y desempleo. Los palestinos que viven en Israel están más y más alienados por medidas discriminatorias y la persecución y represión brutal de cualquier tipo de protesta. Esto está agravado por los ataques físicos de la derecha extrema, la pobreza en ascenso y los intentos del estado israelí de cambiar el balance demográfico en contra de los palestinos.

29.   El ejército israelí sigue amenazando con un ataque militar a Hezbollah en Líbano. De hecho, más conflictos militares y guerras están implícitos en la situación. Igual que los ataques israelís en contra de Líbano y Gaza, tales conflictos provocarán una rabia y oposición enorme en el mundo Árabe e internacionalmente. En vez de charlas dirigiéndose a la paz y justicia, la cuestión nacional se está poniendo cada vez más insoluble, causando nuevos movimientos de masas y rebeliones de parte de los palestinos oprimidos. Incluso la élite dominante palestina lo reconoció parcialmente, con algunos de los dirigentes nacionales reflejando la frustración masiva acumulada de las masas cuando hablan de “lucha”. Por supuesto, estos ´dirigentes´ intentan usar la amenaza de una nueva lucha masiva para aumentar la presión sobre Israel y los poderes occidentales para que hagan un acuerdo.

30.   Todos los logros significativos de los palestinos fueron ganados por los movimientos de masas, especialmente la primera Intifada. Los desarrollos actuales sientan las condiciones para nuevos levantamientos de masas. La lucha por los derechos democráticos y sociales de los palestinos dentro de Israel probablemente será el punto de enfoque de la “3ra Intifada”. La lucha de masas de los palestinos, igual que en levantamientos previos, gozará de la solidaridad de las masas, tanto a nivel internacional y regional, incluso entre sectores de los trabajadores y jóvenes israelís. Sin embargo, sin una dirección armada con una perspectiva de clase, el movimiento de masas puede terminar utilizando métodos contra-producentes de lucha, limitando su capacidad de debilitar la represión brutal del régimen israelí. Un programa marxista para resolver la cuestión nacional, sobre una base clasista y socialista, es esencial para llevar la lucha adelante y para superar la posible profundización de divisiones nacionales. 

31.   El régimen de Hamas en Gaza sigue canalizando parcialmente la rabia de los palestinos que surge de sus condiciones terribles. Pero su agenda político islámica de derecha no ofrece una estratégica alternativa viable para los Palestinos oprimidos y está siendo cada vez más cuestionada por secciones de la población en Gaza. Efectivamente, Hamas ha tenido negociaciones secretas con el imperialismo estadounidense y bajo su mando las mujeres están más oprimidas, igual que cualquier oposición abierta a Hamas.

32.  La liberación de las masas palestinas no puede ser lograda dentro del marco del capitalismo. Sus aspiraciones no pueden ser conseguidas mediante una lucha junto a los regímenes árabes corruptos y reaccionarios. Después de todo, el régimen de Mubarak en Egipto es responsable del bloqueo de la frontera de Rafah en Gaza, y la clase dominante libanesa por la continuación de la opresiuón y la discriminación contra los palestinos en los campos de refugiados. La lucha por la emancipación necesita ser vinculada a la lucha por el socialismo sobre la base de la unidad de la clase trabajadora en la región.
Sólo mediante movimientos unidos de las masas de los trabajadores y pobres en Palestina, y en Israel también, se puede encontrar una solución; enfrentando la opresión nacional, los partidos de los patrones y el imperialismo; y desarrollando la auto-determinación verdadera para los palestinos – por una Palestina socialista y democrática, como parte de una confederación socialista igualitaria y voluntaria del Oriente Medio.

33.   Las posiciones políticas de principio establecidas por las fuerzas del CIT en Israel y Líbano, frecuentemente bajo condiciones objetivas muy difíciles, son claves para preparar el terreno para dar pasos grandes hacia adelante para el Marxismo en la región en el futuro.

Líbano
34.   La situación política complicada y altamente inestable  - dominado por partidos sectarios pro-mercados e interferencias regionales e imperialistas – fue mostrado por el primer ministro, Saad El Hariri quien hizo un cambio radical de postura, el septiembre pasado, acerca del asesinato de su padre, Rafik, un ex – primer ministro durante cinco veces. Saad El Hariri ahora dice que se equivocó cuando acusó belicosamente a Siria por el coche bomba que mató a Rafik, un hombre de negocios multimillonario. El asesinato de 2005 provocó la ´revolución del cedro´, con el respaldo del Occidente, que demandó al retiro de las fuerzas de paz sirias después de tres décadas de involucramiento en Líbano. Saad El Hariri llegó al poder durante estos eventos pero él y sus aliados tienen una mayoría muy pequeña  en el parlamento. El Hezbollah pro-siriano (que aumentó su prestigio durante la guerra de 2006 de Israel en contra de Líbano), junto con sus aliados, forzaron a Hariri a compartir el poder en 2008. Desde este entonces, las alianzas de Hariri se han debilitado y su aliado principal, Arabia Saudí, mejoró sus relaciones con Siria. Ahora, el tribunal de las Naciones Unidas que está encargada de investigar el asesinato de 2005 aparentemente está culpando a Hezbollah o un grupo canalla de la organización. Un fallo de esta naturaleza sería muy explosivo y podría desencadenar una nueva crisis política.

35.   Sean las que sean sus diferencias sectarias, todos los partidos libaneses comparten políticas sociales y económicas pro-capitalistas similares. La lucha importante de los maestros en 2010 mostró que ninguno de los partidos principales sirve a los intereses de los trabajadores y pobres. Los trabajadores que están entrando en nuevas luchas industriales, lo cual es inevitable debido al programa de privatización y cortes del gobierno, llegarán a la conclusión de que necesitan unirse para construir un movimiento de trabajadores en contra de la política neoliberal y de la necesidad de una alternativa política unificada para luchar contra la pobreza, el sectarismo y la guerra. Mediante el desarrollo audaz de su plataforma y sus fuerzas, el CIT en Líbano puede jugar un rol clave en este proceso.

Irán
36.   Irán se ha beneficiado del poder creciente de las Chiitas en Irak y has ampliado su influencia en la región, como vimos durante la visita de Ahmadinejad a Líbano en octubre de 2010. Teherán pretende ayudar a crear un gobierno Iraquí dominado por los Chiitas. Esto aumentaría la co-dependencia de intercambio y económica entre Irán e Irak y serviría para ayudar a prevenir que Irak se convierta otra vez en una amenaza militar, como era bajo el régimen de Saddam, o de estar usado como una plataforma para un ataque estadounidense.

37.   Sean las que sean las amenazas exteriores del imperialismo, a fin de cuentas son los eventos domésticos los que son clave para decidir el destino de la teocracia iraní dominante. Debido al carácter burgués de la dirección de la oposición y la falta de organizaciones de la clase trabajadora, el movimiento ´verde´ de masas fue reprimido y dispersado, por el momento, por la fuerza brutal del régimen de Ahmadinejad.  Pero este movimiento de masas histórico apenas fue el ensayo para las luchas revolucionarias de masas que se desempeñarán en Irán. Millones salieron a las calles después de las elecciones de Junio de 2009, que fueron considerados por muchos fraudulentas, a pesar de la represión de la milicia Basij del régimen. Hubo informes de soldados desobedeciendo los mandatos de atacar a los manifestantes.

38.   Durante el Diciembre de 2009, la consciencia del movimiento se desarrollo mucho más allá de la de sus supuestos dirigentes y hubo informes de una mayor radicalización entre los estudiantes. Sin embargo, con el declive del movimiento de masa, la consciencia radicalizada retrocedió y Mousavi y Karroubi mantuvieron sus roles de ´dirección´. No obstante, como los eventos ya han indicado, esto puede cambiar otra vez muy rápidamente sobre la base de nuevas luchas de las masas.

39.   La lección principal del fracaso del movimiento de masas en derrumbar el régimen es la necesidad urgente de las organizaciones independientes de la clase trabajadora. Estas formaciones propondrían demandas democráticas (que tienen un carácter revolucionario en esta situación) y demandas de clase, y emplearían las armas de la lucha de clase, incluyendo la huelga general, para asegurar el fin del régimen reaccionario de los Mullahs. Las capas de la clase media respaldaron el movimiento de masas de 2009 y algunos sectores de la clase trabajadora, particularmente los trabajadores del transporte público. Pero en esta potencia faltó una dirección socialista con una visión clara y no fue transformada en una huelga general y un movimiento de clase con bastante poder como para derrumbar el régimen.

40.   Aunque Ahmadinejad logró mantener su poder, su facción que domina ha sufrido divisiones internas, reflejando hasta cierto punto que la situación económica y social está empeorando.

41.   Las sanciones impuestas por el Occidente son fuertes, aunque Irán se mantiene como el quinto exportador de petróleo crudo del mundo. Pero se estima que la producción del petróleo caerá en 15% y las exportaciones en 25%, antes del 2015, de acuerdo con la revista el Economista (Londres). El plan de Ahmadinejad de cortar los subsidios a los consumidores, que llega a ser un cuarto del PIB, causará un incremento agudizado en los precios de los alimentos, petróleo y precios de transportes. La perspectiva de la continuación de un crecimiento débil, desempleo alto y el control reaccionario autoritario, significa que las masas iranís – que ya tienen experiencia con la lucha de masas – tomarán este camino otra vez en el futuro.

42.   La oposición de masas en Irán – confundida y desorientada después de la represión brutal –tiene comprensiblemente ilusiones amplias en la democracia burguesa en esta etapa. Esto es de esperar dado el legado de tres décadas de régimen teocrático opresivo, el carácter cobarde de la oposición de Mousavi y la falta de una alternativa socialista revolucionaria de masas. Hoy Mousavi representa un ala de la elite dominante que entre otras cosas quiere alcanzar un acuerdo con el imperialismo. También desea aliviar la represión y conceder algunas reformas democráticas con el objetivo de ampliar la base del régimen y desviar al movimiento de masas. La experiencia con el programa y los métodos de Mousavi significará que sectores de los trabajadores y la juventud puedan adoptar rápidamente métodos de lucha e ideas más radicales.
Sin embargo, sectores del movimiento de masas puede rápidamente superar los límites del programa de Mousavi, que intenta llegar a acuerdos con el régimen. Vimos durante el movimiento de 2009 como las protestas en contra de las elecciones fraudulentas se desarrollaron en una protesta para derrocar la dictadura. El funeral de Ayatollah Hosein Ali Montazeri, al inicio del 2010, se convirtió en grandes protestas en contra del gobierno, con gritos sin precedente en contra del ´dirigente espiritual supremo´ duro Khamenei.

43.   La cuestión nacional en Irán también amenaza al régimen. En las áreas kurdas, se convocaron grandes manifestaciones para el 1ro de mayo y una huelga general después del asesinato de un activista sindicalista kurdo (aunque sobre una base de conciliación de clase), mostrando el carácter explosivo de las demandas no resueltas de las masas, incluyendo sus derechos democráticos nacionales.

44.   El momento de los futuros movimientos de masas en contra de los Mullahs dominantes, es por supuesto imposible de prever. Pero es inevitable que habiéndose embarcado en una lucha abierta, aunque por el momento está disminuida, las masas otra vez se moverán para derrumbar el régimen fundamentalista. Si el movimiento por los derechos democráticos está ligado a la lucha de masas de la clase trabajadora y los pobres, el régimen puede ser derrocado. El rol de la clase trabajadora será decisivo. Aunque los intentos de organizar sindicatos o huelgas independientes son brutalmente reprimidos, los choferes de los buses de Teherán y los trabajadores de un molino de azúcar en Haft Tapeh desarrollaron luchas valientes en los últimos meses recientes. Más trabajadores, especialmente en las areas kurdas, han participado en huelgas en el ultimo año.

45.   El resurgimiento de los movimientos de masas en Irán también tendrá una influencia enorme sobre los países vecinos y a nivel mundial. Esto destaca la necesidad urgente de desarrollar las ideas y una presencia del CIT en el Medio Oriente, construyendo sobre el trabajo maravilloso que llevamos a cabo en los lugares donde el CIT ya existe. Los socialistas lanzamos un llamado a la clase trabajadora iraní y las capas cada vez más empobrecidas de la clase media a actuar de manera independiente de la oposición pro-capitalista y las facciones de la elite dominante. Es necesario aprender de la decepción amarga de 1979/80, cuando la nueva elite utilizó frases “revolucionarias” y religiosas para agarrar y consolidar el poder. Los dirigentes de la oposición hoy en día pretenden desviar el poder revolucionario potencial de las masas con frases y promesas “burgueses democráticos”. Reconstruir el movimiento de los trabajadores es la tarea principal para las masas iraníes.

46.   Incluso si el régimen de Ahmadinejad es derrumbado y reemplazado por un régimen “pro-democracia” – debido al carácter pro-capitalista de los dirigentes opositores que explotan las ilusiones en una ´democracia parlamentaria al estilo Occidental´ y crucialmente debido a la falta de una alternativa socialista – nuevas luchas de masas de trabajadores y jóvenes se desarrollarán. Un nuevo gobierno capitalista, probablemente descansaría inicialmente sobre las esperanzas y las ilusiones de las masas pero sería un gobierno de crisis. Sólo un gobierno de trabajadores y pobres puede garantizar los derechos democráticos y empezar la transformación del país mediante la destrucción del control de la elite y el capitalismo.

Egipto
47.   Con su población de 85 millones, posición geoestratégico en el mundo árabe, régimen dividido y la oposición y conflictos industriales crecientes, Egipto es otro país clave para la lucha de clases en ascenso en la región. El presidente Mubarak que está envejeciendo ha llamado elecciones para una fecha todavía no específica a finales de noviembre. Esto está acompañado por las barreras que ha puesto en contra de los partidos de oposición y la represión general en contra de activistas, en particular en contra de partidarios de la Fraternidad Musulmana. El régimen tiene buenas razones para temer a las elecciones libres: el último voto parlamentario en 2005, a pesar del fraude abierto y la violencia estatal, terminó con la Fraternidad ganando un quinto de los cargos aunque sólo se postuló en un tercio. Reflejando la oposición que se está radicalizando en la sociedad en contra del dominio de Mubarak (y el control nepotista de su hijo, Gamal, que se está planificando), se han abierto divisiones dentro de la Fraternidad, con opositores criticando la decisión de la organización de postularse en las elecciones como algo que presta legitimidad a la farsa electoral. Un campaña de boicotear la elecciones, dirigido por Mohammed El-Baradei, anteriormente el dirigente de equipo de vigilancia nuclear de las Naciones Unidas, recaudó casi un millón de firmas.

48.   La situación económica y social en declive en Egipto y la ola de huelgas en los años recientes son las causes profundas de las confusiones y divisiones entre la elite dominante. Los trabajadores y jóvenes se enfrentan con un futuro amargo de desempleo creciente y precios en ascenso. La inflación creciente debilita los niveles de vida y los salarios se han estancado. Más del 40% de la población vive en la pobreza y casi 30% de la población es analfabeta. La brecha entre los ricos y pobres se ha engrandecido, con los ricos viviendo en comunidades de lujo encerradas y los pobres viviendo en la miseria urbana.

49.   La acción industrial y las protestas de los trabajadores comenzaron en diciembre de 2006, con la ocupación de los trabajadores de la fábrica textil de Mahalla (con 28.000 trabajadores, es la fábrica más grande en el Medio Oriente). Los jefes y el gobierno fueron forzados a ceder mejores salarios y condiciones, inspirando a otros a entrar en huelga también. Las huelgas en contra de las privatizaciones y a favor de la re-nacionalización son muy significativas, igual que los esfuerzos de crear sindicatos independientes. El régimen fue forzado a hacer concesiones, incluyendo el anuncio de la postergación indefinida del programa de privatización de partes del sector público.

50.   Pasos valientes e impresionantes han sido logrados para formar sindicatos independientes bajo las condiciones de ley marcial. Mientras que el núcleo de las huelgas de masas fue organizado principalmente por los obreros (es decir, los trabajadores de la industria textil y fábricas de aluminio), hasta ahora ha sido principalmente una capa de trabajadores profesionales la que ha avanzado en la dirección de crear nuevos sindicatos (por ejemplo, los recaudadores de impuestos de bienes y raíces que lograron establecer un sindicato independiente, igual que los maestros, trabajadores de administración educativo y trabajadores del correo). Sin embargo, nuevas huelgas y luchas de masas impulsarán a otras secciones de la clase trabajadora a superar la represión, desarrollar la confianza y entrar en la tarea decisiva de construir organizaciones independientes de clase.

51.   La presión de la clase trabajadora y la crisis económica y social está reflejada en las diferencias internas agudizadas dentro del régimen acerca del sucesor al Presidente Mubarak. Secciones del régimen dominante, en particular los que representan el ejército y la burocracia estatal, no quieren que Gamal Mubarak tome control. Las divisiones del régimen están alentando la confianza de las masas egipcias a presionar por los derechos democráticos. La Fraternidad Musulmana está posicionada como el principal beneficiado de este proceso pero se ha opuesto a muchas de las huelgas de los años recientes. En verdad sus dirigentes actúan como una válvula de seguridad para la clase dominante que se ha dirigido a divisiones dentro de las capas del movimiento que se basan en las clases medias más radicalizadas.

52.   A falta de organizaciones masivas de clase, una gran parte de la gente egipcia busca a Mohammed ElBaradei y su Asociación Nacional por el Cambio. ElBaradei está considerado como un forastero para el régimen, que bloqueó su candidatura a las elecciones presidenciales en 2012. Como respuesta, ElBaradei recurrió a la resistencia popular. Ha llamado a reformas para “prevenir una revolución de los hambrientos”. Inició una campaña de boicoteo de las elecciones, ligada con demandas democráticas, que atraen un apoyo amplio de muchas capas de la sociedad. Esto destaca la importancia vital de las demandas democráticas de transición, ligadas con la transformación socialista de la sociedad, en Egipto y otros países del Medio Oriente.

53.   Hasta cierto punto ElBaradei es un personaje accidental y sigue indefinido el camino que seguirá  bajo la presión de los eventos. Pero es cierto que Egipto ha entrado en una nueva etapa de importancia vital para la lucha de clases en la región. El régimen está cada vez más dividido y perdiendo mucho de su apoyo tradicional de las capas bajas de los profesionales y la burocracia estatal. Después de la ola de acción industrial, las elecciones presidenciales de 2012 podrían ser el enfoque principal de oposición hacia el régimen, con consecuencias potencialmente explosivas. Igual que Irán en 2009, los intentos de hacer fraude en las elecciones y de usar los aparatos represivos del estado podrían ser el catalizador de las luchas de masas que podrían desarrollarse rápidamente y derrumbar el régimen.

54.   Todos los regímenes despóticos y autoritarios de la región temen, y con razón, los movimientos opositores de masas que se están desarrollando en Irán, Egipto y otros lugares, que podrían inspirar a sus propias poblaciones oprimidos. Sin embargo, a menos que la clase trabajadora tome la dirección de estos movimientos, con un programa independiente de clase, la oposición de masas puede desviarse por otros caminos. Sin una dirección socialista, los levantamientos de los oprimidos en el Medio Oriente y el mundo neo-colonial pueden manifestarse en actos de desesperación, como motines y saqueos.

55.   Está claro que hemos entrado en un proceso prolongado de crisis económica, política y social en Oriente Medio. Esto significa que habrá más conflictos y guerras, tanto luchas de las masas de la clase trabajadora como movimientos revolucionarios y contrarrevolucionarios. La capacidad de la clase trabajadora de construir y desarrollar organizaciones independientes de masas, armadas con una política socialista, serán los factores decisivos que determinarán el resultado de este proceso. El CIT en la región, a través del desarrollo audaz y capaz de su análisis, programa y militantes, tendrá muchas oportunidades de crecer en el periodo tumultuoso en lo que estamos entrando.